Nadie es capaz de negar que estos hayan sido días turbulentos para el ecosistema criptográfico. El precio del Bitcoin sube y baja como una montaña rusa en el rango de los 3.000 $, su punto más bajado desde el mes de agosto del año pasado. La cantidad de capital recaudado a través de las famosas ICO ha venido disminuyendo desde la segunda mitad de este año, 2018, particularmente dentro del mercado estadounidense y europeo.

El clima de endurecimiento de las regulaciones dentro de los territorios donde hay más dinero, principalmente en los países desarrollados, se están convirtiendo cada vez más en uno de los contingentes más difícil de superar para el cripto ecosistema, siguiendo el enfoque más draconiano de China y Corea del Sur. Los reguladores, a finales de año verdaderamente se han movilizado, y el público tanto dentro como fuera del cripto ecosistema puede escuchar los golpes de tambor, que significa que una guerra se avecina.

De hecho esta “guerra” ya ha comenzado en los Estados Unidos, ni se diga en China donde la cripto guerra ya tiene mucho más tiempo. Dos ICO que no registraron su oferta inicial de tokens, Airfox y Paragon, acordaron recientemente con la SEC, que pagarían fuertes multas por “vender valores no registrado a los inversores”. De manera similar, el 8 de noviembre, EtherDelta llegó a los titulares de todos los sitios de cripto noticias a nivel mundial, cuando se convirtió en la primer ICO en ser acusada de operar una cripto Exchange no autorizada, ni registrada, porque según el ente regulador de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos muchos de los tokens que hoy circulan en la mayoría de las cripto Exchanges del mundo son consideradas como productos financieros, según su artículo más reciente, tal como informamos en nuestro portal.

Otro ejemplo fue que en Septiembre, el Fiscal General de Nueva York publicó un informe sobre estos “mercados virtuales” para él. “EtherDelta no será el último cripto Exchange que enfrentará legalmente a un organismo regulador, debido a la forma en que estas compañías hacen sus negocios”.

Tanto los empresarios como los inversionistas ahora más que nunca desconfían de cómo se llevará a cabo la aplicación de las regulaciones y por lo tanto la masificación de la tecnología criptográfica en todo sus aspectos y soluciones. Aunque tal vez estos hayan estado aspirando a que se fuera a dar este año, esta es una de las razones por los que los expertos aseguran que el mercado ha estado tan lento en los últimos meses.

Una unión inevitable:


La realidad es que inevitablemente habrá fricciones entre la tecnología de cadena de bloques y los reguladores gubernamentales.

Primero el mundo tiene que enfrentarse a la realidad de la descentralización:

La capacidad de transferir activos de igual a igual (P – 2 – P) sin intermediarios o terceros de confianza, regulados y bajo el poder de un ente del estado, sin controles. Esto no es un buen amigo de los estados, regiones y gobiernos.

La mentalidad de ¿por qué no podría vender algo que poseo a quien quiero, si considero que el precio es justo? Después de todo, así es como históricamente han funcionado las economías, y en muchos lugares del mundo, los bazares y los mercados al aire libre todavía se utilizan ampliamente junto con el sistema de trueque y las transacciones en efectivo o cheque.

La segundo razón para esto, es la protección:

Cuando hablamos de los movimientos de pequeñas cantidades de dinero, realmente a nadie le importa, incluido la mayoría de los reguladores mundiales.

Compra, vende, haz lo que quieras, si es pequeña la cantidad nadie va a hacer una pregunta, este fue el estado de la criptografía por casi 9 años, el mercado era demasiado pequeño para ser una cuestión de importancia para la mayoría.

Sin embargo, el cambio se produce a medida que la suma de dinero involucrada en el cripto ecosistema aumentaba a ritmos de millones o ciento de millones, incluso a miles de millones de dólares. En cierto punto, a todos les comenzó a importar el futuro de un mercado tan volátil.

Si es su dinero, desea saber que está bien protegido, ya sea en una inversión segura, o en un almacenamiento protegido. Si se trata del dinero de otra persona, y en una escala lo suficientemente grande, en algún lugar, un gobierno u organismo regulador comenzará a hacer preguntas.

A partir del 28 de noviembre, las criptos tenían una capitalización total de mercado que rondaba los 141 billones de $, con un volumen de transacciones de 20 BTC / hora. Si quitamos a Bitcoin de la conversación nos quedamos con una capitalización total de mercado de 65 billones de $ y un volumen de negociación de 13 BTC / hora, aproximadamente la mitad del cripto mercado es el BTC.

Eso es mucho dinero moviéndose con pocos monitoreo y restricciones de frontera a frontera. Una vez que se mira más de cerca este cripto dinero, un problema preocupante comienza a verse en el horizonte, y este es el problema que se gesta en el punto de conversión de dinero fiduciario a criptos: Los ICO.

Resulta que la capacidad de un “empresario” con poca experiencia en cómo hacer negocios de manera 100 % legal y perdurable en el tiempo, quizás no le resultaría tan buena idea recaudar decenas de millones de $ a través de estas ICO. La tasa de fallos de los ICO está bien documentada y estudiada por todo el cripto mundo, es notablemente peor que la tasa de fallos en un comenzar un negocio tradicional, hablamos de casi un 90 % de las Startup que comienzan una ICO fracasan.

El dinero que estas Startups recaudan está desapareciendo, o se está desperdiciando en una escala preocupantemente masiva, y muy poco del capital involucrado se utiliza realmente para el desarrollo real del negocio.

Un porcentaje de esta tasa de fracaso probablemente se le podría atribuir a estafas y malos actores que engañan a las personas para que compren su Token, pero hay otro aspecto de la ecuación: empresarios honestos y emprendedores. También se puede decir que existen los casos donde son empresarios ingenuos, que intentan recaudar dinero a través de una ICO, pero recaudan más de lo que son capaces de manejar.

Por ejemplo, un ingeniero de software con un sueño, un documento técnico, conocido como White Paper, y un plan de negocios no ejecutable recauda 25 millones de $ con un ICO. ¿Qué hacen con tanto dinero? Simplemente se saltaron los fondos iniciales y una ronda de la Serie A y se dirigieron directamente a la Serie B, ¿pero no tienen un producto o base de usuarios que funcione? La lógica no sigue a estos modelos de negocios, y también coloca a estos empresarios en situaciones en las que pueden gastar dinero en efectivo a un ritmo menos que prudente, pavimentando el camino para el fracaso.

Hay algo que vale la pena destacar de estas rondas de financiamiento:


Hay una razón por la que las empresas no recaudan tanto capital de una vez, especialmente cuando la empresa en cuestión es pequeña, y es que las empresas serias no pueden absorber tanto capital de manera productiva. La mayoría de las Startups fallan, eso no es un secreto. Entonces, ¿por qué dar  25 millones de $ a un concepto no probado? De hecho, los inversores inteligentes no lo harían, y ahora llegamos al corazón del problema, es que dentro del ecosistema de los cripto inversores, hay mucha desinformación, falta de estudios en el tema, poco conocimiento técnico, lo que lo llevan a cometer errores que podríamos considerar, no racionales por el hecho de que existe un concepto particular llamado “especulación”.

La razón por la que los organismos reguladores se preocupan por la criptografía es porque los inversores minoristas están participando y especulando en estos mercados. La especulación es clave aquí ya que el comportamiento del consumidor apunta al hecho de que estas fichas criptográficas, monedas, criptomonedas o cripto divisas, sin importar como se clasifiquen, son “valores”, no servicios públicos o cualquier otra cosa.

Por ende, ya que la SEC ha tomado esta decisión el mes pasado, de manera clara al menos, la ley los obliga a proteger a los inversores minoristas, para que los mercados sean justos y estén bien protegidos de ataques externos.

Este mandato ha estado vigente desde la “gran depresión”, originada por los inversores minoristas que tenían participación en inversiones especulativas. En la situación actual del cripto mercado, hay que ser honestos, no tenemos protecciones, mucho menos términos que se pondrán cada vez más de moda dentro del cripto mundo) KYC, y AML, y poca o ninguna revelación sobre la inversión en sí, o quien se queda con los ingresos. No es de extrañar que los reguladores en todas partes del mundo vengan a disolver tal “fiesta”, o como los reguladores ingleses lo han llamado, “el salvaje oeste”.

Un camino hacia la evolución:


Una vez que la ley sea aplicada, y exista una estructura legal que respalde al cripto mercado, aunado a que el mercado madure en torno a estas nuevas regulaciones que están por venir, el horizonte será drásticamente diferente.

Ciertamente habrá recisiones, en las que aquellos que realizaron algún tipo de ICO tendrán que reembolsar el dinero a sus inversionistas en su totalidad (si pueden). Tal vez estos puedan volver a ofrecer sus ICO dentro del nuevo sistema regulatorio. Para aquellos que no pueden ofrecer rescates a sus proyectos, y no puedan devolverles el dinero a sus inversionistas, probablemente se enfrentaran a juicios, multas y algún tipo de tiempo en la cárcel.

El camino de las criptomonedas dentro de las regulaciones:


El hecho de que la Blockchain permita redes descentralizadas no significa que todo deba ser descentralizado en su entorno, al menos no en este mundo donde vivimos, o que la decisión sea binaria, o estas descentralizado y perteneces al ecosistema, o simplemente no.

La tecnología de cadena de bloques también trae beneficios a las redes centralizadas, la descentralización no es la solución mágica a todos nuestros problemas actuales, o al menos no únicamente la Blockchain sola.

Es cierto que la tokenización de los valores tienen numerosos beneficios, entre ellos reducir drásticamente los costos de trasferencia, y hace que los tiempos de liquidación sean menos lentos.

En los mercados secundarios sin embargo, las cosas se ponen un poco más interesantes:


Crear mercados “justos” es bastante difícil ¿Cómo puede una cripto Exchange descentralizada evitar el bombeo o las extracciones masivas de dinero?, donde los grupos de inversores compran y venden juntos para manipular los precios, o las ganancias del trading por poseer más información que el resto, en el que un individuo o un pequeño grupo se intercambian entre ellos creando una falsa sensación de liquidez para atraer a los inversores.

Incluso si los contratos inteligentes podrían ser capaces de proporcionar soluciones para estos problemas, y eso es verdaderamente un gran problema, las regulaciones en torno a la negociación de valores significan que los mercados secundarios para estos Tokens son mucho más complicados de lo que puede manejar una Exchange descentralizada.

Requieren un oráculo, una fuente de conocimiento centralizada que esté al tanto de todo en el mercado: quién, qué, dónde, cuándo y por qué. Un examen más detenido de algunos de estos requisitos regulatorios deja claro por qué el comercio descentralizado entre pares no es una opción para los valores financieros tradicionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.