La Blockchain se ha vuelto una necesidad para Amazon

0

La cadena de bloques sigue dominando los titulares y las conversaciones alrededor y fuera del mundo de la tecnología, sin embargo algunas de las compañías más importantes de la industria permanecen sin intervenir, tan solo observando como la Blockchain interactúa; no obstante cada vez son menos. Después de varios anuncios de alto perfil en los últimos meses, parece que uno de los principales gigante de la tecnología, finalmente está listo para sumergirse en el campo.

Amazon, una de las corporaciones más grandes del mundo, ha pasado mucho tiempo explorando y analizando las posibilidades que existen en la tecnología de cadena de bloques. Iniciaron antes del 2018, sin embargo, esos estudios se convirtieron en acciones reales luego de que la compañía anunció ciertas asociaciones con importantes compañías y planes que pondrían al gigante del comercio tecnológico directamente en las conversaciones sobre el futuro del sector. Su nueva oferta “Blockchain as a Services” (BaaS) puso a Amazon dentro del juego.

Diversos incentivos


No caben dudas de que la cadena de bloques se está transformando rápidamente en un sector rentable. Si bien durante mucho tiempo estuvo vinculada con la inestabilidad e inseguridad de los cripto activos, la tecnología ha logrado dejar atrás esas trabas, convirtiéndose en un factor clave cuando se trata de innovación. La mayor parte del cambio y la disrupción han estado impulsadas por los desarrolladores, empresarios y compañías más pequeñas, no obstante las grandes corporaciones han comenzado a ver tanto su valor como su virtud. Esto queda en evidencia a partir de las variadas asociaciones anunciadas en estos meses entre Startup de Blockchain y las importantes corporaciones.

Para Amazon, sin embargo, la necesidad de incorporar herramientas de la Blockchain tiene dos caras distintas: las tendencias cambiantes en el comercio electrónico y el sector de consumo junto con la búsqueda de vías para expandir su plataforma AWS cada vez más vital.

Un juego de constante cambio


No hay duda de que Amazon sigue reinando en el comercio minorista en línea: la compañía representó casi el 44% de las ventas de comercio electrónico en 2017 y un increíble 4% de todas las ventas minoristas en los EE. UU.

Eran Eyal, CEO de Shopin.

Sin embargo no todo es tan sencillo como parece, el dominio de la compañía tiene un costo, debido a que la mayoría de las empresas que operan a través de Amazon destacan un problema de gran importancia. De acuerdo a Eran Eyal, CEO de Shopin, firma de inteligencia de clientes basada en la Blockchain, “Amazon presenta un enigma: al tiempo que proporciona una gran plataforma para distribución de productos, soporte logístico y marketing, todo esto a expensas de una relación personalizada entre la marca y sus clientes”.

Las mayoría de las empresas minoristas señalan que el problema con Amazon es la perdida de información de los usuarios finales; contenido que es recolectado por la gigante de comercio electrónico. Lo cual dificulta en gran medida la capacidad y alcance de las ventas, ya que la mayoría de los consumidores modernos prefieren un trato personalizado, que los minoristas, a través de Amazon, no son capaces de ofrecer. De hecho el 91 por ciento de los consumidores prefieren realizar sus compras con empresas que lo reconocen y recuerdan sus preferencias, de acuerdo a un estudio de Accenture, algo que Amazon hasta ahora ha sido incapaz de ofrecer. Incluso el estudio reveló que el 83 por ciento de los compradores estarían dispuestos a compartir sus datos si ello significa una experiencia de mayor calidad. Blockchain ofrece una alternativa para los minoristas.

Proyectos como Shopin, que recompensan a los usuarios por su lealtad y les brinda a los minoristas información vital, se están generalizando. Otros como Sandblock aprovechan los programas de lealtad para recopilar datos de los usuarios y ofrecer mejores servicios. En el caso de Amazon, trabajar con este tipo de tecnología sería de gran ayuda para lograr mejorar el servicio que ofrecen tanto para los consumidores como para las empresas que trabajan a través de la plataforma. Aun así, los esfuerzos de la compañía todavía parecen enfocados en las oportunidades B2B que la Blockchain ofrece por ahora.

En el frente business-to-business, el valor de la cadena de bloques para Amazon, y el toque inicial de la compañía en el área, son mucho más claros. Por un lado, B2B tiene un ecosistema mucho más desarrollado para la Blockchain, y las plataformas existentes de Amazon ya están optimizadas para incorporar la tecnología. Amazon Web Services, la solución de servidor de nube de la empresa, tiene las piezas en su lugar para adaptar fácilmente la tecnología Blockchain.

Como se mencionó anteriormente, la gigante del comercio informático ha sido agresiva este año en la búsqueda de asociaciones con compañías que están empapadas en la tecnología, todo con el objetivo de integrar su nueva plataforma BaaS. Por ejemplo, Amazon anunció recientemente una asociación con la fundación Qtum para incorporar el desarrollo de aplicaciones descentralizadas (Dapp) del proyecto y las herramientas de contrato inteligente en AWS. Qtum, se encarga de ofrecer una cadena de bloques optimizada para usuarios empresariales,  y esta ayudará a las empresas a crear rápidamente aplicaciones Blockchain y contratos inteligentes sin tener que manejar el trabajo pesado asociado con la infraestructura.

Más importante aún, podrían ser muchas las oportunidades disponibles en el ámbito de la inteligencia empresarial para soluciones B2B. Estos incluyen supercomputadores basados ​​en tecnología de cadena de bloques que permiten aprovechar los recursos existentes de la red para reducir costos y al mismo tiempo soportar una mayor potencia de cómputo. Plataformas como Tatau, basadas en  la Blockchain, por ejemplo, que despliegan recursos no utilizados en su cadena de bloques para procesamiento de datos y representación gráfica, podrían prosperar en la red masiva de AWS. Además, AWS podría suministrar estos servicios como parte de ofertas más grandes de BaaS, o incluso como servicios independientes que reducen sus costos operativos y ofrecen un enorme valor.

“Considere que Amazon ofrece una gran variedad de servicios, desde transmisión de video hasta computación en la nube, hasta tiendas minoristas de ladrillos y cemento. Sin embargo, las soluciones descentralizadas tendrán una ventaja sostenible sobre AWS en el futuro previsible, ya que AWS ejecuta un modelo de costo con márgenes estrechos y no reducirá los precios significativamente. Esto significa que los jugadores descentralizados siempre tendrán una ventaja de precio”, expresó Martin Levy, cofundador y CEO de Tatau.

Para Amazon, ingresar al campo de la tecnología Blockchain es más que una oportunidad en este punto: se ha convertido en una necesidad. Varios de sus principales competidores en los sectores de servicios informáticos y empresariales tienen una ventaja y ya han demostrado su éxito. Por ejemplo, Hyperledger de IBM continúa avanzando, agregando socios y logrando expandir su alcance. Cisco, proveedor de soluciones de red, también ha tenido un servicio en línea desde finales de 2017, e incluso Microsoft ha entrado en el campo con su propia Blockchain empresarial.

“AWS se trata de proporcionar infraestructura como servicio. A pesar de que tienen un buen conjunto de servicios patentados, su fama es implementar y escalar cualquier servicio de infraestructura de forma más rápida y sencilla que nadie. Por ejemplo, no son tímidos para reclamar que “el 88% de los proyectos de TensorFlow se ejecutan en AWS”; se trata de TensorFlow, una tecnología patentada de Google. Por lo tanto, creo que AWS es muy seria al ser una de las mejores y más fáciles formas de implementar una infraestructura basada en Blockchain. No solo proporcionando plantillas, como ya hacen para Ethereum e hyperledger, sino como un servicio de cadena de bloques completo interconectado con todos los demás productos disponibles como almacenamiento, bases de datos, desarrollo, aprendizaje automático e IoT”, manifestó Daniel Trachtenberg, CEO y fundador de Zinc.

Sin embargo, ¿Amazon será capaz de ponerse a la altura de sus competidores?


La opinión popular es que Amazon está entrando tarde a este mundo. Este año la compañía se ha vuelto mucho más agresiva en sus acciones, sin embargo aún le queda mucho por recorrer. En caso de que la gigante del comercio electrónico no se tome la carrera de una manera más seria, podría quedar en el olvido.