La Blockchain es asombrosa, pero más aún sin la combinas con IA y otras tecnologías.

0

La Blockchain podría ser considerada como el superhéroe  del siglo XXI. Evidentemente la comunidad ha depositado mucha confianza en la cadena de bloques y en sus posibles aplicaciones. Podríamos decir que la aparición de la Blockchain reduce las probabilidades de que gane el mal.

A diferencia de otra historia de superhéroes, en este caso, es la tecnología Blockchain a la que se le considera como la heroína que beneficia a un conjunto de compañías e individuos. Por lo que se conoce hasta el momento, la cadena de bloques puede lograr lo imposible al proporcionar soluciones a problemas de ciberseguridad y eficiencia de larga data. No obstante, es sencillo imaginar que la combinación de sus capacidades con otras tecnologías y herramienta, como la inteligencia artificial, podría incrementar de forma generosa los beneficios.

Evidentemente esta es una tecnología que logra ofrecer soluciones a problemas que sus antecesores no habían resuelto, sin embargo esto no la hace perfecta. La cadena de bloques no es capaz de solventar todos los males que existen en el mundo. Cuando se combina la cadena de bloques con otras tecnologías, la sinergia tiende a cubrir más de estas áreas problemáticas

Anteriormente ya hemos informado como uno de los casos en la que la cadena de bloques logra beneficiar al consumidor a través de la recepción de información de los productos o servicios que consume de forma más transparente y eficaz, con el objetivo de que sepan con precisión qué es lo que están adquiriendo. Básicamente el rango de información de información disponible, que incluye, pero no se limita a su origen, características e historial a lo largo de la cadena de suministro, ayuda a mantener el control de calidad.

En la actualidad hay diversos proyectos que se han dedicado arduamente a la administración y seguimiento automatizado de la cadena de suministro, no obstante hay algunos otros trabajos que han decidido trabajar con una plataforma Blockchain descentralizada impulsada por inteligencia artificial que permite la recopilación de datos en tiempo real de minoristas y consumidores. De hecho el sistema habilitado para aprendizaje automático toma todos estos datos para descubrir rápidamente patrones a lo largo de la cadena de suministro, proporcionando una estrategia personalizada para cada área. Esto ayuda a minimizar cualquier factor de riesgos que busque afectar al control de calidad.

Es bien sabido que cada tecnología tiene sus ventajas y sus desventajas, por lo que unidas podrían ser capaces de lograr cosas asombrosas. Con lo que la Blockchain junto con el poder de la tecnología de contrato inteligente estaríamos logrando establecer un nivel de confianza importante.

Lo que es más importante, con todas estas partes en movimiento, el mecanismo de IA puede recopilar las opiniones de los consumidores, proporcionando a los minoristas la información vital para incorporar de nuevo en su modelo de negocio.

Así como todo, la tecnología ha evolucionado. A principios de los 2000, los robots de chat estaban de moda. Era la primera vez que los usuarios podían interactuar con alguien o algo que les podía dar respuestas inmediatas a las preguntas que formulaban.

Ahora, aquí estamos en el siglo XXI observando a los “chatbots” recién evolucionados o bots. Al funcionar como simples sistemas de inteligencia artificial con los que un usuario puede interactuar a través de un teclado, las conversaciones suelen ser bastante sencillas, como se mencionó anteriormente. Pero también pueden diseñarse con complejidad, ya que tienen la capacidad de solucionar un problema con su servicio de internet.

Los usuarios están cansados ​​de descargar aplicaciones móviles separadas para todo lo que necesitan. 

“Los usuarios están pensando, no quiero descargar otra aplicación, especialmente si no tiene que ser una aplicación”, expresó Matthew Hartman, jefe de inversión de Betaworks, el estudio de inicio detrás de  Giphy y  Bit. ly.

Un mejor contacto con el cliente

De acuerdo a Chatbots Magazine,  “los chatbots que operan en varios sistemas de intercambio de mensajes inmediatos son una tendencia creciente, que no parece mostrar signos de desaceleración en un futuro cercano”. 

Según un estudio realizado por Facebook IQ, las empresas y sus clientes utilizan la plataforma Facebook Messenger para intercambiar más de mil millones de mensajes por mes.

La investigación continúa mostrando que a fines de 2018, el 78% de los usuarios de teléfonos inteligentes del mundo enviarán mensajes cada mes, y que solo se espera que el crecimiento continúe. Para el año 2021, se predice que la base de usuarios globales para aplicaciones de mensajería móvil habrá aumentado en un 23 por ciento adicional.

No todo es color de rosas

A medida que estos chatbots se vuelven cada vez más populares y avanzados, podrán brindar más beneficios al hacer que sus capacidades de comunicación en diversas industrias sean sin interrupciones. Todo esto se hace por ensayo y error, pasando por las pruebas de asistencia con las solicitudes de servicio al cliente y las interacciones de marketing.

Uno de los principales inconvenientes en este momento con la tecnología es el procesamiento del lenguaje natural. Si bien aún es rudimentario, el futuro es prometedor.

Ciudades inteligentes

Con más empresas que buscan llevar a cabo transformaciones digitales, las ciudades también han comenzado a considerar lo que este mismo proceso podría significar para cuestiones clave relacionadas con la infraestructura, la delincuencia de cuello blanco, la ciberseguridad, el consumo de energía y las cuestiones sociales.

No se tiene un concepto preciso para lo que significa “ciudad inteligente”, sin embargo busca reflejar la incorporación de tecnologías de información y comunicación que proporcionan la mejora y el enriquecimiento de los servicios urbanos a través de las tecnologías inteligentes. Aunque esto suena bastante prometedor, aun no se sabe con precisión cómo llegar hasta allí.

Las ciudades inteligentes podrían tener la capacidad de reducir el consumo de recursos, usar dispositivos de IoT para optimizar el uso de electricidad y agua, reducir la congestión del tráfico y la contaminación del aire a través del control del semáforo, y mucho más. Al final del día, Internet of Things (IoT) puede mejorar nuestro estilo de vida urbano, proporcionando la implementación de computación distribuida para el análisis de datos en tiempo real y la acción y respuesta inmediata.

De hecho, el Smart City Forum es una colaboración recientemente lanzada de miembros de TM Forum que consta de siete ciudades que trabajan para ayudar a impulsar la creación de ciudades inteligentes en todo el mundo. Las ciudades iniciales con miembros en el liderazgo del nuevo foro son los Ángeles, Atlante, Bristol, Toronto, Vancouver, Reino Unido, entre otras.

“Habrá una gran brecha digital importante entre las ciudades que toman estos pasos innovadores, como Atlanta, en comparación con otras ciudades que se resisten al cambio”, expresó Carl Piva, vicepresidente de programas estratégicos de TM Forum. “Esas ciudades se retrasarán en un par de años”.

Somos capaces de reconocer que el mundo está en un constante cambio, de nosotros depende adaptarnos o quedarnos en el olvido.

Actualmente hay diversos casos de estudios sobre dispositivos basados en la cadena de bloques, IA e IoT, los cuales están ayudando a desarrollar las ciudades del futuro. Un perfecto ejemplo sería Dubái, cuyas autoridades no han vacilado ni un segundo en su objetivo de convertirla en la primera megapolis inteligente basada en la Blockchain para 2020.

Reiteramos: no todo es color de rosas.

No debemos de ver a la Blockchain con ojos de perfección, esta es una tecnología que tiene un enorme problema de consumo de energía y escalabilidad. Como todas las nuevas tecnologías, siempre hay áreas para ser explotadas.

De hecho, la tecnología de Blockchain es propensa a otros problemas, sobre todo, el elemento humano. Todavía no estamos completamente automatizados, y debido a eso, todavía hay una falta de comprensión del verdadero potencial que brinda esta tecnología, por lo que es costoso y agota la energía. Ahí es donde entra IA, reemplazando el elemento humano con el aprendizaje automatizado de máquinas para ayudar a alimentar eficientemente Blockchain de manera rentable.

Lo más importante es que la tecnología Blockchain puede ayudar a culturizar a la sociedad respecto a la Inteligencia Artificial, logrando dejar atrás los prejuicios que existen respecto a la tecnología.