Dos grandes constructores de automóviles como lo son, General Motors y BMW, se están apoyando en la tecnología Blockchain a fin de poder compartir los datos de los automóviles que son autónomos, como una forma más confiable de poder mejorar su rendimiento en la carretera.

Para crear con éxito una industria automotriz autónoma, se deben compilar y analizar millones de horas de datos: diferentes condiciones de la carretera, diferentes condiciones climáticas, diferentes hábitos de conducción, diferentes escenarios, etc. Actualmente, y lo que suele ser la norma, los fabricantes de vehículos han estado trabajando independientemente para desarrollar sus vehículos, pero esto es contraproducente a largo plazo. Al juntar sus recursos, pueden capitalizar los esfuerzos de los demás, tener acceso a datos más completos, lo que llevará a una mejor seguridad para el consumidor, y reducir sus gastos y tiempo de investigación.

Elementalmente, los autos que se conducen solos se basan en los principios del aprendizaje automático, este se retroalimenta de numerosos casos y escenarios por los que pasan, posteriormente los almacena en la base de datos del automóvil a fin que este guarde sus experiencias y las utilice para mejorar su rendimiento a futuro.

Con esta información el auto conseguirá reaccionar potencialmente a las diferentes condiciones físicas del mundo. Esto hará que el futuro de la conducción autónoma sea más seguro y confiable, por lo que es necesario sumar un conjunto de datos mucho más amplio, para así lograr aumentar la inteligencia del mismo.

Esto busca desbloquear una generalidad de datos valiosos que se guardan en silos y llevarlos a su ultima instancia que son los vehículos autónomos mucho antes que estos se conduzcan por una carretera.

El trabajo exploratorio realizado en dicha área se encuentra bajo la dirección y los auspicios de Mobility Open Blockchain Initiative (MOBI), un consorcio creado el año pasado con el objetivo de concertar el desarrollo de la tecnología de libro mayor distribuido (DLT) en toda la industria automotriz.

Por su parte MOBI se encuentra trabajando actualmente en el mercado de datos en vehículos autónomos (AVDM), y cuya próxima reunión por parte del grupo será presidida por GM. General Motors por su parte ha estado concibiendo esta industria de la conducción autónoma desde hace mucho tiempo, y claramente ha estado pensando en usar la tecnología Blockchain, como una forma de compartir datos archivados durante ese tiempo, los mismo provienen de un modelo que muestra un sistema de este tipo, para flotas de autos que se conducen por sí mismos.

El nuevo presidente del grupo de trabajo AVDM, Michal Filipowski, gerente de innovación global de General Motors, señalo:

“Estoy emocionado de presidir el grupo de trabajo AVDM y dar inicio al desarrollo de nuestros esfuerzos de colaboración con los otros fabricantes de equipos originales [OEM] y miembros MOBI de proveedores”.

Por su parte BMW, otro miembro fundador de MOBI, igualmente ha mostrado el mismo interés de usar el intercambio de datos para así disponer de un amplio conjunto de datos de auto conducción, respaldado por la tecnología Blockchain, por primera vez. Asimismo, BMW habría probado anteriormente el caso de uso de Blockchain, con el propósito de rastrear el kilometraje en automóviles arrendados.

Así es que el fabricante alemán, como muchos otros en el espacio automatizado, ha concluido que el mantener los datos de conducción automática en silos solo interrumpiría el progreso de la industria por muchos años y retrasaría la adopción generalizada de vehículos autónomos.

El líder de blockchain en BMW Group, Andre Luckow, explico:

“Con el advenimiento de la cadena de bloques, la gestión de datos descentralizada se puede implementar de una manera eficiente y preservada de la privacidad. Además, las tecnologías emergentes, como el aprendizaje automático descentralizado, el cómputo confidencial de múltiples partes seguro y los mercados de datos descentralizados, proporcionarán el tejido para el procesamiento de datos en la era autónoma “

Por lo que el intercambio de datos se ha convertido en una necesidad para las empresas que se encuentran trabajando en la conducción autónoma. Sin embargo, este impulso para promover los vehículos autónomos se enfrenta a un obstáculo clave: y no es mas que el gran volumen de datos que los autos que conducen por sí mismos deben consumir para “aprender” a cómo conducir en diferentes lugares y escenarios. 

En un informe de Rand Corp se señala que, supuestamente, llegar a la etapa en la que los AV sean seguros en todas las condiciones, podría llevar cientos de miles de millones de millas impulsadas por sí mismos, un proceso mediante el cual los datos se recopilan mediante cámaras y Lidar (un sistema de detección que funciona según el principio de radar, pero utiliza la luz de un láser).

Recopilar estos datos para entrenar la inteligencia artificial podría parecer una obviedad, pero las compañías de vehículos autónomos, ya sean fabricantes de automóviles o Uber o afiliados a Google o Waymo, tienden a pensar en sus datos de conducción automática como sus joyas de la corona.

Sebastien Henot, jefe de innovación empresarial en el Laboratorio de Innovación de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi con sede en Silicon Valley, cree que esta es la razón por la que la tecnología blockchain podría ser útil. Explicó que todos en la industria consideran que sus datos recopilados de sus autos inteligentes son “preciosos”, pero la “nueva forma” de pensar dice que todos los datos recopilados son como ingredientes separados.

Ocean Protocol, otro miembro de MOBI, se centra en la creación de mercados de datos basados ​​en la Blockchain y en la acción de una Inteligencia Artificial (IA) compartida entre ellos. El cofundador de Ocean, Trent McConaghy, pretende crear un tipo de fuente común de datos donde todos puedan beneficiarse al mismo tiempo, ahora lo importante es evitar que estos datos escapen más allá de los cortafuegos de cualquier compañía.

McConaghy explicó que Ocean capta el “aprendizaje automático federated “ (aprendizaje automático construido sin acceso directo a los datos de entrenamiento, donde los datos permanecen en su ubicación original, como en un teléfono inteligente, por ejemplo) y le da una dosis adicional de descentralización.

Google y otros han estado “presionando bastante en el aprendizaje federated centralizado”, dijo McConaghy, donde estos controlan todo el proceso.

Michael Ortmeier, de BMW Group IT Communications, dijo que el enfoque de Ocean para el intercambio de datos es uno que la compañía está “siguiendo con gran interés”.

“Aprovechamos la oportunidad del coloquio MOBI para departir con Ocean y otros miembros, con lo que definitivamente continuaremos e intensificaremos estas discusiones”, dijo.

Waymo, una compañía aplicada al desarrollo de tecnología de auto-conducción, propiedad de Alphabet, el padre de Google, se encuentra más adelantado que nadie en cuanto a la cantidad de datos según lo recopilado.

No obstante, según los números y datos obtenidos, dice Chris Ballinger, fundador y CEO de MOBI, a este le podría llevar muchos años hasta que Waymo llegue solo.

Según Ballinger, el ex jefe de movilidad de Toyota, estima que Waymo está acumulando un millón de millas automáticas por mes, añadiendo:

“Así que puedes decir en millas que va a tomar milenios. Hay que hacer algo y, obviamente, se acelerará a medida que más autos entren en la carretera. Una vez que todos se involucren y una vez que comiencen a compartir, habrá un aumento de un orden de magnitud “.

Sin embargo, Vint Cerf, vicepresidente y chief internet evangelist de Google, respondió la afirmación de que Waymo podría estar muy lejos cuando se trata de alcanzar sus objetivos de AV.

Depende de lo que entiendas por “datos de conducción”, dijo Cerf. “Tenemos miles de millones de millas en simulación al generar entradas directas en el software que emulan lo que ven los sensores”, explico.

Consideró este la posibilidad de que las compañías de automóviles que utilicen redes de blockchain para compartir datos, por lo que Cerf agregó:

” No veo valor adicional en la sobrecarga de las cadenas de bloques frente a las firmas digitales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.