Francia busca proponer a los miembros de la Unión Europea un marco regulatorio para criptomonedas similar al aprobado por dicho país la semana pasada, fueron palabras del Ministro Francés de Finanzas Bruno Le Maire, según publicación de Reuters el 15 de abril.

De acuerdo a lo publicado, el ministro expresó las intenciones de convencer a los aliados europeos, en París en un evento sobre tecnología blockchain, asegurando que las regulaciones definidas por el gobierno francés son “el modelo correcto” a seguir:

Propondré a mis socios europeos que establezcamos un marco regulatorio único sobre crypto-activos inspirado en la experiencia francesa“, dijo Le Maire.

Marco regulatorio francés


El parlamento francés aprobó la semana pasada un proyecto de ley destinado a la regulación del sector financiero, en donde se permite la obtención de una certificación legal para emisores y comerciantes de criptomonedas que deseen establecerse en el país y , a su vez, deberán pagar impuestos según sus ganancias.

La certificación será otorgada por el ente regulador del mercado francés para aquellos que la soliciten, “y los emisores, comerciantes, custodios e inversionistas deberán pagar impuestos sobre las ganancias que obtienen de esos valores”, según indican en la publicación.

Bajo estas propuestas regulatorias, las autoridades francesas podrán verificar la identidad de quienes “están detrás de la emisión de una nueva moneda o una plataforma de negociación”, y comprobar los planes de negocios de las compañías para evitar el uso de las criptomonedas en actividades ilícitas, como el lavado de dinero, según informan en la nota de prensa.

De igual forma, mencionan que el objetivo del proyecto de ley es “establecer un mercado en París para las compañías que recaudan capital de esta manera, permitiendo a Francia tomar parte de la expansión del negocio y, al mismo tiempo, supervisar un nicho al que algunos temen que sea un objetivo para los especuladores”.

En la mayoría de los países, los mercados de criptomonedas no están regulados y los inversionistas se hacen vulnerables ante algún tipo de fraude, sin embargo,  la certificación garantiza a los inversionistas protección contra dichos actos pero no contra pérdidas.

Según indican en la publicación, aún no se han divulgado los requisitos específicos a cumplir por las empresas del sector fintech para “obtener el sello de aprobación regulatorio” ya que están por definirse mediante decretos gubernamentales.

Imagen destacada por Flickr/ pexels.com