Fnality International, dirigida por el ex director gerente de Deutsche Bank, Rhomaios Ram, está estudiando la digitalización de varias monedas fiduciarias populares.

Anteriormente conocido como Utility Settlement Coin (USC), el recientemente renovado proyecto con sede en el Reino Unido está desarrollando versiones blockchain de las cinco principales monedas fiduciarias: el dólar estadounidense, el dólar canadiense, la libra esterlina, el yen japonés y el euro. 

Fnality parte del resultado de un evento de recaudación de fondos de la Serie A, por un valor de alrededor de cincuenta millones de libras esterlinas.

En el proyecto participan como accionistas catorce bancos distintos, entre ellos: “El  Banco Santander, BNY Mellon, Barclays, CIBC, Commerzbank,  Credit Suisse y otros”. La idea detrás de estas monedas fiduciarias digitalizadas aún no está clara; no obstante, la misión principal, según Fnality, será: “Transformar los procesos de compensación y liquidación”.

Es decir, según el concepto central de las monedas fiduciarias digitalizadas, dice que los tokens se utilizarán en las operaciones diarias, mientras que la moneda fiduciaria almacenada en los bancos centrales respaldará todas las tokens emitidas.

Este año, uno de los bancos internacionales más grandes, JPMorgan Chase, también anunció planes para desarrollar un token fiduciario de su propio JPM Coin. Al contrario de Fnality, JPMorgan se está enfocando en desarrollar una moneda exclusivamente para las operaciones del banco y no está considerando la digitalización global de las monedas fiduciarias.

Según expresa Fnality, el fiat digitalizado estaría totalmente garantizado por el efectivo que se custodia en los bancos centrales y está destinado a resolver el problema del “efectivo en el libro de contabilidad” al que se enfrentan otros proyectos de cadena de bloques financieros.

Asimismo el consorcio dice que está abierto a trabajar con JPMorgan, cuyo proyecto JPM Coin tiene objetivos similares.

Entre uno de los principales obstáculos para hacerlo, es la coordinación entre las versiones descentralizadas de blockchain de las monedas fiduciarias y un banco central, que será responsable de almacenar el respaldo real de la fiat. El proceso de cómo se logrará esta coordinación aún no se tiene en claro, pero implicará numerosos procedimientos legislativos y reglamentarios.

El socio tecnológico de Fnality, Clearmatics, está construyendo estos sistemas en una versión privada de ethereum, lo cual por ahora, el único indicio de lo que Fnality planea hacer con la preparación de estos procedimientos  lo explica Robert Sams, CEO de Clearmatics, quien declaró que todos los acuerdos legales se producirían “dentro de la cadena de bloques del sistema”.

Clearmatics, que recientemente cautivó a Tim Swanson, CEO de Post Oak, es el socio líder de Fnality en el sector de la tecnología, lo que significa que las dos compañías probablemente trabajarán asociadas en la Cooperativa de Servicios Públicos. Sin embargo, hacer los tokens digitalizados para todas estas monedas es un objetivo ambicioso, con muchas incógnitas por resolver en el camino.

En una entrevista, Ram y otros ejecutivos bancarios y de tecnología involucrados en el desarrollo de Fnality, arrojaron algo de luz sobre los planes del proyecto anteriormente secreto, comenzando con el papel que estos tokens, todavía conocidos como USC, jugarían en el ecosistema de la cadena de bloques empresarial y en el más amplio mundo financiero

¿Cuál es el punto de representar la moneda fiduciaria, en una cadena de bloques? Según Ram, es un medio para un fin, no un fin en sí mismo.

Explicó que la mayoría de los  proyectos privados de blockchain que intentan personalizar los mercados mayoristas, ya sea en la etapa de prueba de concepto o cerca de la producción, a todos les falta una cosa y es la moneda fiduciaria en el libro mayor.

Definiéndolo de otra manera, todo está bien si una acción o un bono, se mueve en una red electrónica distribuida, pero si el lado efectivo del comercio se realiza de la manera antigua, aún tardará días poder liquidarse, derrotando mucho de la finalidad de mismo.

Por lo tanto, la USC acometería lo que muchos en la industria han llegado a denominar como el problema del “efectivo en el libro mayor”. Para Ram, la ronda de financiamiento revelada la semana pasada fue una importante validación de esta idea, manifiestó.

“La verdadera historia aquí es que un grupo comprometido de inversionistas cree que han encontrado la respuesta al dinero en efectivo. Ahora que es un marcador gigante para impulsar la tokenización de los mercados mayoristas”.

Lo más crucial para el plan de Fnality  pueda ser exitoso es poder conectar cada infraestructura de mercado descentralizada (una para cada jurisdicción de moneda) a un banco central correspondiente.