La Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN, por sus siglas en inglés), una oficina dentro del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, ha impuesto su primera penalización en una cripto trader por violar las regulaciones ALD, entre otras violaciones.

La oficina reguladora anunció el jueves pasado 18 abril la sanción en su sitio web, declarando que había sido impuesto una multa civil monetaria en contra de un residente de california y comerciante de criptomonedas de nombre “Eric Powers” por haber incumplido con algunos de los requisitos, entre los cuales están, “[no] registrarse como una empresa de servicios monetarios (MSB), [no tener] políticas escritas o procedimientos para garantizar el cumplimiento de la BSA [Ley de Secreto Bancario], y [no] informar las transacciones sospechosas y las transacciones de divisas”.

En otras palabras, Powers operaba como un trader no registrado y realizando este, una serie de transacciones de peer-to-peer en activos criptográficos. Con lo cual, en el curso de sus numerosas transacciones, FinCEN, afirmaría que Powers llevó a cabo alrededor de 160 transacciones de bitcoins por un valor aproximado de $ 5 millones y también realizó más de 200 transacciones que involucraban la transferencia física de más de $ 10.000 en moneda, pero no presentó un informe de transacciones en una sola moneda.

Al dirigir el negocio de compra y venta de bitcoins en Internet, Powers no se registró como un transmisor de dinero o como un negocio de servicios de dinero, dijo FinCEN. Tampoco informó sobre transacciones sospechosas en moneda criptográfica y moneda fiduciaria.

Powers también procesó varias transacciones sospechosas sin tener que presentar un informe de actividades sospechosas, incluso hacer negocios relacionados con el mercado de la dark web. Asimismo, Powers habría admitido todas las violaciones, según la agencia.

El director de FinCEN, Kenneth A. Blanco, precisó que “las obligaciones de la BSA se aplican a los transmisores de dinero sin importar su tamaño”. De la misma forma, Blanco explicó que había sospechas de que Powers “estaba específicamente al tanto de estas obligaciones, pero que voluntariamente no las cumplió”, y agregó:

Tales fallas ponen en riesgo nuestro sistema financiero y la seguridad nacional y ponen en peligro la seguridad y el bienestar de nuestra gente, además de socavar la innovación responsable en el espacio de servicios financieros”.

Como resultado, Powers ha sido multado con $ 35.000 y se le ha prohibido proporcionar el servicio.

Aunque FinCEN afirmo que esta es su primera acción de ejecución contra un cripto trader, esta no es el primer enjuiciamiento de este tipo recientemente. A principios de este mes, Jacob Burrell Campos fue acusado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por delitos similares, actuando como un intercambio no registrado.

Sin embargo, existe una diferencia importante entre los dos casos, y es que FinCEN aplicó una multa civil en dólares para Powers, mientras Campos fue sentenciado a dos años de prisión. Por lo que ambos personajes debieron perder cerca de $ 100.000 y $ 800.000 en activos criptográficos.

La sentencia aplicada a Campos tuvo sus comentarios de funcionarios reguladores como David Shaw, un agente especial para las investigaciones de Seguridad Nacional en San Diego, quien consideró el juicio como “un recordatorio para aquellos transmisores de dinero ilegales y sin licencia de que las leyes y reglas se ejercen a la moneda criptográfica”, al igual,  “como también se hace con los tratos con otros tipos de transacciones financieras”, lo que muestra que el gobierno de los Estados Unidos comenzó a procesar estos delitos financieros con una mayor intolerancia a los infractores.

Según parece, el anuncio de FinCEN en relación a la sentencia de Powers y la diferencia a la anterior sentencia a Campos se debería a que este cooperó con la policía, incluido un acuerdo “a un tribunal de la industria que le prohibiría prestar servicios de transferencia de dinero o participar en cualquier otra actividad que lo convertiría en un negocio de servicios de dinero ” a efectos de las regulaciones de la FinCEN.

En 2014, FinCEN dictaminó que los procesadores de pagos de bitcoin y los intercambios son negocios de servicios monetarios según la ley de los Estados Unidos. Igualmente, el año pasado, el regulador dijo que las reglas de transmisión de dinero se aplican incluso a aquellos que realizan ofertas iniciales de monedas o ICO.