¿Dónde obtiene usted su información al comprar y vender criptomonedas, en ese proceso de trading en quien confía? Con los tokens digitales entrando en la corriente principal de las finanzas, ahora hay una abundancia de información, data, notas de investigación y un sin fin de expertos que hablan día a día de los precios, pero también es realidad que muchos de ellos quízas no sea lo que usted necesita para comenzar.

Sin embargo, en una encuesta reciente llevada a cabo por el regulador del Reino Unido, la Financial Conduct Authority, o FCA, encontró que algunos inversores minoristas estaban prestando atención a los consejos de los mercados por parte de “expertos” no convencionales e inclusos alarmantes.

“A pesar de esta falta de comprensión que hemos expresado en muchas ocasiones, los inversores de cripto activos entrevistado a menudo estaban buscando maneras de hacerse ricos rápidamente, citando amigos, conocidos y personas influyentes en las redes sociales como motivaciones clave para comprar, como hacerlo, y cuando, las famosas criptomonedas”, dijo la FCA en su informe.

En su encuesta más que anecdótica, la FCA habló con 31 personas con sede en el Reino Unido que poseían, tenían o estaban considerando una inversión en criptomonedas, y los hallazgos del organismo regulador son tan sorprendentes como uno nunca podría esperar. La FCA dijo que no publicaba apellidos por razones de privacidad y respeto a los encuestados.

Aquí hay algunos puntos destacados y sorprendentes:


Fred, un experto en redes sociales de Londres, escuchó por primera vez acerca de las criptomonedas de un hermano que había comprado algunas. Pero la decisión de Fred de invertir no fue inspirada por su hermano, sino por un conductor de taxi:

“Su decisión de comprar un poco de cripto activos se produjo después de hablar con un conductor de taxi, quien dijo que se había graduado en la universidad con las ganancias de haber invertirlo en cripto activos”. Expresó la Financial Conduct Authority en su nuevo informe.

Una persona identificada como Fred le dijo a la FCA que distribuyó una inversión de £ 300, aproximadamente 390 $ en tres criptomonedas diferentes, incluido el Bitcoin, pero en poco tiempo su cartera valía menos de £ 100. “Mirando hacia atrás, me avergüenzo de mi inversión y de haber perdido dinero”, dijo Fred a la FCA.

Luego esta Ashton, un músico de 26 años, con un trabajo de medio tiempo en un pequeño pueblo en English Midlands.

Ashton le dijo a la FCA que había escuchado historias sobre personas que se estaban convirtiendo en multimillonarios haciendo trading con Bitcoin, pero sentía que había perdido el bote y en su lugar comenzó a invertir en el S&P 500.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que la tentación se apoderó de él y comenzó a comprar criptomonedas.

“Después de seis meses de malos resultados con Ethereum, trasladó todo su dinero al XRP de Ripple, ya que pensó que podría obtener mejores rendimientos. En diciembre, el valor de Ripple aumentó considerablemente y Ashton dijo que su compra tenía un valor de £ 150.000 o $ 195.000”, dijo la FCA.

Para Ashton, a diferencia de la experiencia de Fred, la decisión fue acertada:

“Me volví adicto a ganar dinero mientras dormía”. Expresó el joven músico.

Pero no todo fue color de rosas para Ashton, pues la ganancia inesperada nunca se materializó para él, quien no vendió su XRP, hasta que sus participaciones perdieron el 90% de su valor.

En en mes de abril del año 2018, decidió diversificar su cartera y adquirió otros seis tipos de criptomonedas. Él cree que:

 “Mis planes se harán realidad un día, y podré retirarme temprano como millonario en los próximos años “, dijo Ashton a la encuesta de la FCA.

Por otro lado, Angela, una londinense de 26 años, que trabaja como maquilladora en una lujosa compañía de modas, no lo hizo mejor que Fred. Tomó el ejemplo de un empleado reciente en su lugar de trabajo que había comprado Litecoin.

Angela le dijo a la FCA que no podía permitirse comprar un Bitcoin, por su elevado precio y a pesar de que no existía una inversión más segura en esa época una, por lo que compró dos Litecoins por £ 650, o aproximadamente $ 800. Cuando la FCA habló con ella, su cripto wallet había perdido el 87 % de su valor.

“Solo hice mi investigación después de que ya los había comprado, que es cuando comencé a leer acerca de cómo muchas personas crearon un hype alrededor de determinadas criptomonedas”.

Por último tenemos a Maria, una limpiadora de casas y cocinera de 57 años que se mudó a Londres desde Portugal, se topó con el mundo de las criptomonedas mientras veía un canal de noticias portugués en el año 2017. Ella le dijo a la FCA que el canal de noticias dijo que comprar criptos activos sería “la mejor inversión que alguna vez usted podría hacer”.

Después de invertir £100 en Ethers, comenzó a ver como el valor de su cripto Wallet aumentaba de valor, a lo que Maria expresó “No podía para de ver el precio diariamente”.

Pero los buenos tiempos no duraron, Ether finalmente cayó hasta un 90 % desde su punto más alto, eliminando las ganancias de María. Ella comenzó a verificar el precio solo una vez al mes, según el regulador del Reino Unido.

Otros entrevistados incluyeron a una persona que le dijo a la Financial Conduct Authority que estaba muy influenciada por inversores famosos, uno que había desarrollado una “gran estrategia de relaciones públicas” por impulsar la selección de una criptomoneda en particular y otra que usó dinero de sus préstamos estudiantiles para ingresar al cripto mercado en el mes de enero de 2018, una decisión un poco mala viéndolo desde el futuro ¿cierto?.

Por alarmantes que puedan ser las anécdotas, Christopher Woolard, director ejecutivo de estrategia y competencia de la Financial Conduct Authority, dijo que los resultados de esta peculiar encuesta pueden llevar a una mejor toma de decisiones por parte de los organismos que supervisan esta industria a menudo mal entendida.

“Esto nos ayudará mucho más a asegurarnos de que estamos actuando sobre la evidencia mientras buscamos proteger a los consumidores y la integridad del mercado”, expresó los medios de comunicación internacional”.