Algunos traders utilizan las criptomonedas como garantía para poder pedir préstamos, lo que les permite mantener sus BTC y obtener efectivo al tiempo que evita el impuesto sobre las ganancias de capital, y algunos otros taxes.

Debido a la popularidad de la opción, la industria de préstamos criptográficos ha estado creciendo rápidamente en los últimos meses.

Los Crypto Loans, y las implicaciones fiscales:


Los altibajos y al volatilidad que han sido sinónimo del mercado de criptomonedas desde su creación no parecen afectar a la industria crediticia. Según un informe de Bloomberg, ha habido un aumento constante en el número de personas que utilizan varias criptomonedas, principalmente Bitcoin (BTC), y Ethereum (ETH), como garantía para pedir dinero prestado.

El informe presentado por la gigante compañía de noticias económicas financieras el 2 de abril señaló a Edgar Fernández, un ex trader de Wall Street que usó parte de sus hodl en Bitcoin como garantía para obtener un préstamo de casi 100.000 $. La medida le permitió mantener sus criptomonedas sin necesidad de pagar el impuesto a las ganancias de capital sobre el efectivo recién adquirido, lo que podría ofrecerle al trader más opciones para trading margin, comprando más criptomonedas o pagar una deuda con intereses más altos.

Esto se debe al hecho de que el Internal Revenue Service (IRS) en los Estados Unidos, considera las monedas digitales como activos de capital, o en algunos casos, commodities, como acciones y propiedades, no como una divisa.

Los prestamistas de cripto divisas tampoco están sujetos al mismo nivel de supervisión por parte de la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos, (SEC) o la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC).

En el territorio estadounidense esto también es sumamente importante cuando se espera que las ganancias de capital a largo plazo se apliquen a un activo. Si un operador de mercado mantiene sus Satoshis por un año o más, entonces es elegible para la tasa de ganancias de capital a largo plazo sustancialmente más baja en lugar de ser gravado con la tasa de ganancias de capital a corto plazo.

Hay un factor crítico:

El uso de préstamos no restablece el período de espera para las ganancias de capital a largo plazo, lo que permite a los inversores inteligentes acceder al dinero en efectivo de su inversión.

Típicamente, los prestamistas requieren de 20 a 60 por ciento más en cripto activos como garantía para protegerlos contra la volatilidad de los cripto. Según el informe, los montos de los préstamos oscilan entre los valores de 500 $ y de 2 millones de $ con duraciones de hasta un año, con tasas de interés que varían desde unos pocos puntos porcentuales hasta el 16 por ciento.

moneda estable

Sin embargo, un riesgo de estos préstamos es la liquidación repentina en caso de una caída del mercado. Si la criptomoneda subyacente se vuelve repentinamente menos valiosa, entonces parte de las cripto se liquida en una operación al margen para mantener la relación entre la garantía y la deuda.

El mundo de los crypto loans es el “salvaje oeste”:


Si bien los préstamos de criptomonedas no tienen nada que ver con la corriente principal del cripto ecosistema, la industria es increíblemente rentable. Genesis Capital, una filial de Genesis Trading, expresó que entregó más de 1,1 mil millones de $ en préstamos en efectivo contra criptomonedas solo en el año 2018.

El prestamista de criptomonedas con sede en la ciudad de Jersey dijo que su volumen total se duplicó en el último trimestre de 2018 en comparación con los dos trimestres anteriores.

Sin embargo, a pesar de una mayor cantidad de transacciones, muchos expertos consideran que el mundo de los préstamos en moneda digital es una especie de “salvaje oeste”.

“La supervisión limitada de la industria, y una serie de dudosas opciones en el extranjero ha dejado a muchos dentro del cripto mundo, en el sector financiero y a los ojos de los reguladores preocupados por el potencial de los malos actores en el mercado. Sector”.  Expresó Genesis Capital.

Sin embargo, estos riesgos no han detenido la demanda. Muchos prestamistas criptográficos aparentemente “grandes” han salido de la nada, incluyendo BlockFi, Compound Finance, SALT Lending y otros nombres más que no se habían escuchado con tanta fuerza como ahora.

shrem debt

“Muchos de estos prestamistas tienen extensos afiliados en sedes off shore y, a veces, pueden ser opacos sobre dónde o cómo almacenan los cripto activos de su prestatario, detalles importantes que tienen en cuenta la prevalencia de la piratería”, dijo Bloomberg.

Aparte de estas compañías de préstamos criptográficos altamente centralizados, también hay alternativas descentralizadas de bajo costo. Uno de esos prestamistas, es MakerDAO, es una organización autónoma descentralizada que utiliza una serie de Smart contracts, junto con los oracles, para permitir que los hodlrs de Ethereum tomen prestados hasta el 60 por ciento del valor de su ETH a un APR del 7.5 por ciento.

Pat Larsen, el cofundador y director ejecutivo de ZenLedger, dijo que:

“El negocio era extremadamente arriesgado, ya que estas compañías tratan con activos altamente volátiles. Dicho esto, si un titular de BTC necesita pagar una deuda pero no quiere vender, o quiere esperar a que aparezcan las ganancias de capital a largo plazo, entonces un préstamo es una opción que vale la pena considerar”.

Renuncia de responsabilidades:


Este articulo tiene como intención ser únicamente de carácter informativo, bajo ningún motivo Bitcoin.es sugiere a sus lectores que eviten los impuestos en sus respectivas jurisdicciones, pues estas practicas son ilegales.

Tampoco pretende servir como consejos de inversión sobre ninguna criptomoneda, antes de hacer algún tipo de inversión en criptos recomendamos hablar con un especialista en el área.

Bitcoin.es no se hace responsable de ninguna perdida, o ganancia, al hacer cualquier tipo de inversión en un mercado tan volátil como el de las cripto monedas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.