Un estudiante ha decidido tentar a la suerte al intentar hackear el sistema electoral piloto basado en la tecnología Blockchain de West Virginia. ¿Tuvo éxito? No, pero, ¿qué repercusiones tiene esto?

La información ha sido divulgada por primera vez por el Secretario de Estado de West Virginia a través de un discurso público. El secretario de estado informó que se trató de un intento fallido de violar el programa piloto, que previamente fue denominado como la “solución de votación móvil militar”, durante el ciclo electoral de 2018.

Nimit Sawhney, CEO de la firma detrás del desarrollo de la aplicación Voatz, le expresó lo siguiente a CNN:

“Cierto grupo de personas de cierta parte del país intentó acceder al sistema. Los detuvimos, los atrapamos y los denunciamos a las autoridades”

Para los que no lo recuerdan, este programa se trataba de un piloto de votación móvil que se encontraba respaldado por el uso de la tecnología Blockchain y, lo más importante es que, tenía como objetivo permitirles a los militares en el extranjero que son residentes de Harrison y Monongalia usar la aplicación para ejercer su derecho al voto.

¡No se crean que se ha tratado de cualquier cosa! El incidente está siendo investigado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés). De hecho, de acuerdo a un informe publicado por CNN, el FBI está investigando la posibilidad de que un estudiante, aunque cabe la posibilidad de que fuese más de uno, de la Universidad de Michigan haya intentado piratear la aplicación, desarrollada por Voatz, para un curso sobre seguridad electoral.

Por si se preguntan, la razón por la que se ha puesto la mirada sobre la Universidad de Michigan es que descubrieron que las actividades sospechosas provenían de una dirección IP asociada a la misma.

De acuerdo a una declaración que el CEO de Voatz, Nimit Sawhney, le ofreció a CoinDesk “El sistema funcionó según lo diseñado y previsto. El intento fue detectado, frustrado en la puerta e informado a las autoridades”

Evidentemente, aunque el ataque aparentemente no tuvo éxito, vale la pena preguntarse: ¿qué sucede si la próxima vez si lo logra? Por lo tanto, pone en relieve la inquietud entre los expertos en ciberseguridad.

Precisamente por esto es que el fiscal federal, Mike Stuart, comunicó que “ya sea en nombre de un ejercicio académico, un mero desafío o emoción, o realmente causar daño, trataremos cada riesgo extremadamente en serio y como una amenaza a la ‘Infraestructura Crítica'”. Por último agregando que “incluso un simple intento es inaceptable”

¿Qué sucederá? ¿Lograrán descubrir quienes estuvieron detrás de la actividad delictiva? ¿Habrá sido tan solo un accidente o tal vez no? No lo sabemos, pero esto tal vez ponga en una situación incómoda al programa piloto que actualmente se encuentra en desarrollo para su posterior aplicación.

Si desea leer más sobre el uso de la Blockchain en West Virginia, le invitamos a revisar el siguiente artículo: Los planes para las elecciones presidenciales de Virginia Occidental 2020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.