Últimamente hemos observado como Estados Unidos parece haberle otorgado su posición inicial de liderazgo en cuanto a las cripto exchanges en Asia, esto a pesar de ser el hogar de NYSE Y NASDAQ, quienes cómodamente superan al resto del planeta en términos de los volúmenes de intercambio.

En algún punto las exchanges estadounidenses como Poloniex o Coinbase, registraron los volúmenes más altos, sin embargo, ha surgido una nueva generación de exchanges asiáticos, como Binance y Huobi que han hecho tragar el polvo al resto. Ahora ellos dominan el sector, siendo Binance el principal responsable de más de la mitad de todos los volúmenes de intercambio.

Como hemos informado, varios gobiernos han decidido introducir regulaciones para controlar la propagación y el uso de las criptomonedas que aún son consideradas “extrañas” y temidas para muchos porque no son centralizadas ni controladas por un organismo en particular. No obstante, las regulaciones han sido muy diversas en cuanto a sus objetivos y su nivel de rigidez.

Dado que algunas de estas regulaciones son mucho más estrictas en algunos países que en otros, algunos expertos se preguntan si Estados Unidos podría estar perdiendo un importante volumen de cripto Exchange debido a las regulaciones estrictas que se han aplicado, o podría tal vez existir algún otro factor que podría tener una gran influencia.

Antes de cualquier conclusión, ¿cómo es el entorno regulatorio del cripto mercado en Estados Unidos?


A pesar de ser una jurisdicción relativamente amigable con el cripto ecosistema, los Estados Unidos no son de ninguna manera un área reguladora de laissez-faire para las exchanges criptográficas, con varios reguladores involucrados en diferentes niveles de regulación y aplicación de criptografía, incluidos la SEC, la CFTC y el IRS.

Evidentemente esto ha asustado a algunas cripto exchanges y los ha motivado a enfocar sus esfuerzos de expansión comercial fuera de los Estados Unidos, ¿esta fuga de capital debería de preocuparle al país?

El fundador de Binance, Changpeng Zhao, por ejemplo, declaró el año pasado que la exchange no estaba pensando en obtener grandes números de usuarios de los Estados Unidos en el corto plazo, y agregó que los intercambios con sede en los Estados Unidos, Gemini y Coinbase, podrían resolverlo.

De hecho, una escuela de pensamiento dirigida por el Director Gerente de Blocktown Capital, James Todaro, cree que esto es indicativo de un efecto macro en la innovación criptográfica por las regulaciones estadounidenses.

En 2017, el IRS ganó un caso contra Coinbase, obligándolo a revelar información de usuario de los comerciantes que intercambiaron más de $ 20.000 entre 2013 y 2015. Como la mayoría de las exchanges actuales, Coinbase registra volúmenes significativamente más bajos que en 2017.

Una prueba de ello es que el año pasado Poloniex, una de las cripto exchanges con sede en Estados Unidos más antiguos, se vio en la obligación de anunciar una reducción de sus operaciones para cumplir con las regulaciones del país. Un anuncio publicado en el blog oficial afirmaba que:

“Para finales de año, estamos tomando medidas para eliminar nuestros productos de margen y préstamos para clientes con sede en EE. UU. “Estos cambios son parte de nuestro compromiso continuo de garantizar que Poloniex cumpla con los requisitos reglamentarios en todas las jurisdicciones”.

Pero, ¡¿existe alguna correlación?!


En 2017, Poloniex tuvo algunos de los volúmenes más altos, pero dos años y varias regulaciones del país más tarde, apenas se ubica en las diez exchanges mundiales principales y ahora es varios órdenes de magnitud más pequeña que su antiguo competidor, Binance. A simple vista, parece que existe una correlación entre los dos eventos.

Cabe destacar, sin embargo, que la correlación no denota causalidad. Además, la idea de que las regulaciones de este país pudieran estar sofocando la adopción de las criptomonedas no es una visión de consenso. Otros, como Tommy World Power, creador de Energi Crypto, creen que los volúmenes estadounidenses están cayendo porque los intercambios estadounidenses son significativamente menos competitivos y más adversos al riesgo que sus contrapartes asiáticas.

Evidentemente, las explicaciones respecto a este tema son abundantes. Independientemente de quién tenga razón entre ambos argumentos, el hecho es que los volúmenes de las cripto exchanges de Estados Unidos son ahora mucho más pequeños que sus contrapartes asiáticas, y la tendencia no parece que se revierta en el corto plazo.