Los entusiastas de las criptomonedas les encanta hablar de los usuarios venezolanos, atormentados por la opresión política, el colapso económico, la inseguridad alimentaria, la de transporte y mucho más como un excelente ejemplo del potencial subversivo de Bitcoin. Pero la realidad es mucho más complicada que los artículos de los entusiastas, es un cripto oasis donde realmente quisieras huir.

Por ejemplo el expatriado venezolano David Díaz de la Academia Blockchain en Buenos Aires, le dijo a los medios de comunicación internacional de cripto noticias que muchos venezolanos están aprendiendo sobre las criptomonedas a través 3 vías, la primera para escapar de toda la crisis que listamos anteriormente y más, y la segunda a través de la exposición forzada al cripto activo emitido por el mismo gobierno venezolano, el Petro, y tercero de estrategias agresivas de alcance de proyecto como Dash.

Muchos ni siquiera saben que es el Bitcoin en si mismo, ni mucho menos la tecnología que lo respalda que es la Blockchain, más allá de su capacidad para facilitar la transferencia de activos como Dash e incluso dólares.

Es por eso que Díaz se está asociando con su compatriota Jorge farios de la cripto Startup Cryptobuyer, empresa con sede en Panamá, para ofrecer un curso educativo gratuito sobre Bitcoin y su tecnología inherente, principalmente para los venezolanos que aun viven dentro del territorio, que incluye programación en línea y clases presenciales en Argentina, Venezuela y Panamá. Las noticias del programa fueron relevadas a los medios de comunicación en una conferencia pública.

El curso, que comienza en febrero, será muy similar a los programas pagados que Díaz ya ha dado para aproximadamente 2.000 estudiantes en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, incluido a argentinos y unos pocos cientos de inmigrantes venezolanos

Pero de ahora en adelante, el enfoque principal estará en proporcionar información gratuita y que sea de bastante utilidad en un contexto en donde los venezolanos, donde los teléfonos Android de gamma súper baja, y extremadamente baratos,  el acceso censurado al Internet impactan la usabilidad de dicha plataforma.

Díaz le dijo a los medios de comunicación internacional de cripto noticias:

“El principal beneficio para Venezuela es el conocimiento, como, ¿qué hacer con el Bitcoin? ¿Cómo escapar del poder dictatorial del gobierno? No sólo en términos económicos, sino también informativos y financieros. Hay mucha censura dentro de Venezuela, que ustedes no son capaces ni de imaginar”.

Su compatriota también expatriado, Eduardo Gómez, el jefe de apoyo de la cripto Startup Purse, quien recientemente se mudó a Argentina, ahora usa el intercambio persona – a – persona LocalBitcoins para ayudar a su madre a pagar las cuentas dentro del país caribeño en medio de la peor crisis económica de la historia de Venezuela.

“El gobierno ha informado y obligado a los bancos privados y a los bancos administrados por el gobierno que las IP externas del territorio venezolano no deberían poder a sus cuentas bancarias. El gobierno quiere controlar el negocio de los servicios de envíos de remesas”.

Según varios estudios hechos por empresas venezolanas y extranjeras, la cantidad de venezolanos que han emigrado desde el comienzo del gobierno socialista en el año de 1999, ha sido de casi 4 millones de personas, cifra que es muy difícil de estimar pero la mayoría de estudios ronda ese número, la gran mayoría han huido del país luego del comienzo de la dictadura de Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela, después del comienzo de la crisis económica, política y social.

La gran mayoría de esas personas envían remesas a sus familiares dentro del territorio venezolano por medios extra oficiales, debido a que el tipo de cambio fuera del control del gobierno, o mejor conocido como “dólar paralelo” es 3 veces mayor, y cada aumenta más, que la tasa oficial de cambio fijada arbitrariamente por el gobierno venezolano.

Díaz y Gómez se encuentran entre los muchos venezolanos que utilizan la descentralización y la imposibilidad de censura del Bitcoin para poder enviarle dinero a su familia.

Los grupos de WhatsApp y las comunidades de Instagram ayudan a los expatriados a coordinar transacciones financieras dentro del territorio del país caribeño.

El uso de la plataforma persona – a – persona (P2P), LocalBitcoins aumentó durante el ultimo año, y ahora genera volúmenes semanales por los valores de miles de millones de Bolívares Soberanos.

Ahora hay muchos expatriados venezolanos que trabajan en varios proyectos para ayudar a sus compatriotas en estado de crisis, incluido Alejando Machado, cofundador de una organización sin fines de lucro con sede en San Francisco, llamada Open Money Initiative, que tiene como objetivo crear productos y herramientas de tecnología financiera para Venezuela. Machado ha ayudado a varios venezolanos a usar un diverso tipo de plataformas de Exchange, como LocalBitcoins y AirTM, debido a la inclemente censura del gobierno venezolano.

Los desafíos que Machado experimentó ayudando a los novatos del la criptografía, en los que resaltan la discrepancia entre los intelectuales expertos en la tecnología y las comunidades de bajos ingresos en Venezuela.

“Ellos confían en mí y yo puedo hacer algo por ellos, pero no confían en que ellos mismos lo hagan. El nivel de sofisticación técnica entre clases sociales en Venezuela no es el mismo, y es más tan pero tan diferente de lo que cabría esperar en un país en condiciones normales”.

Riesgos migratorios:


Los problemas que enfrentan los venezolanos no sólo están dentro de las ciudades, como la inseguridad, salud, la falta de alimentos y medicinas. Sino también a la hora del salir del país.

Algunos venezolanos que huyen del país lo hacen con sus ahorros y activos, y convertirlos en Bitcoin, para evitar ser acosados en el aeropuerto o en la frontera terrestre por parte de las fuerzas de seguridad del estado, tanto militares como policiales. Muchos de ellos aprovechan el clima de caos del país para robarle a personas las divisas que traen con ellas.

Tanto Díaz que se mudo a Argentina en el año 2015, como Gómez que se mudó más recientemente, en este mismo año 2018, están entre ellos.

“Llevar dinero en efectivo es tan arriesgado, cualquier objeto de valor, joyas, lo que sea, están en peligros de ser incautados. Bitcoin ayudó mucho porque no teníamos que llevar nada físico. Vinimos a Argentina y todos nuestros ahorros estaban en criptografía”. Expresó Gómez a los medios de comunicación internacional.

Gómez estuvo sin banca en Argentina durante varios meses, y confió completamente en el cripto ecosistema de Buenos Aires  para ayudarlo a liquidar los activos de criptografía, según sea lo necesario.

La volatilidad de los precios de Bitcoin puede parecer insignificante en comparación con el bolívar venezolano, ya que el FMI predijo que podría alcanzar una tasa de inflación de 1.000.000 % para inicios de 2019, e incluso esta predicción puede ser poco, pues la realidad económica ha empeorado mucho más desde que el Fondo Monetario Internacional publicó estas predicciones.

“Este es un caso de uso real, pero no es algo que mucha gente esté haciendo porque muchas personas no sabe que es posible. Pero si el cripto ecosistema no se vuelve más masticable para la gran mayoría, no veo que esto funcione a escala”. Expresó Machado.

Díaz dijo que los expatriados con algún tipo de conocimiento previo de la tecnología Blockchain se involucran más con el ecosistema Bitcoin más ampliamente cuando se van de Venezuela.

En parte, esto se debe al temor de que la asociación pública con criptografía dentro de Venezuela pueda atraer la atención de funcionarios gubernamentales corruptos.

“Había una gran cripto comunidad en Venezuela, pero la mayoría estábamos escondidos bajo tierra. En Argentina, pude encontrar una comunidad más abierta y podemos tener reuniones regulares”.

Si bien algunos proyectos locales como EOS Venezuela han logrado hasta ahora proporcionar liquidez a pequeños grupos de usuarios locales sin tales conflictos, esos casos de uso son matizados e incipientes, como el caso de LocalBitcoins.

Economía transfronteriza:


Algunos expertos del tema de migración comparan la crisis venezolana con la guerra civil siria, un movimiento masivo de migraciones forzadas que deja a muchos de ellos sin acceso a la banca y desesperados por las necesidades básicas de un ser humano del siglo XXI.

La dificultad que tienen las familias de bajos ingresos en el país caribeño para comprar alimentos es precisamente lo que buscó abordar la organización sin fines de lucro GiveCrypto con su campaña para distribuir tokens EOS a 100 familias que viven en la ciudad fronteriza con Brasil,  de Santa Elena de Uairen.

El director ejecutivo de GiveCrypto, Joe Waltman, le dijo a los medios de comunicación internacional de cripto noticias, que EOS Venezuela proporciona liquidez en dinero fiduciario a un comerciante local, mientras que los participantes usan la billetera Eum Bonnum, que vale la pena destacar que no admite Bitcoin ni ofrece a los usuarios sus claves privadas

Por un lado, esto permite que varias familias utilicen su mismo teléfono móvil para acceder a las donaciones en la criptomoneda EOS. Además, el CEO de Bonnum, Edmilson Rodrigues, le dijo a los medios de comunicación de cripto noticias de Brasil que la puesta en marcha pretende ofrecer algún día una billetera sin cadena de bloques.

Sin embargo, por ahora, los comerciantes venezolanos parecen estar más interesados ​​en usar EOS para acceder al dinero fiduciario de dólares estadounidenses que a mantener criptografía en manera de Hodlr, o especular con su precio. Comportamiento que es muy normal, ya que estos comerciantes no se encuentran en un entorno normal, y en este tipo de situaciones las necesidades inmediatas tienen que ser saldadas primero.

criptos eos

Waltman explicó:

“Acudí a esta persona, a este comerciante y me dijo que este extranjero estúpido va a depositar un montón de dinero en esta ciudad y solo se podrá canjear en un par de lugares. ¿Quieres ser el dueño de uno de esos lugares, y hacerte millonario? … No ha sido una venta difícil”.

Este experimento surgió originalmente de la beta cerrada de Bonnum en Brasil, donde la cripto Startup descubrió que unas pocas docenas de familias estaban usando el cripto activo EOS para comprar artículos de primera necesidad a un comerciante local cercano a la frontera con Venezuela, dentro de Brasil que acepta EOS. Esas familias luego caminaban rutinariamente a través de la frontera con Venezuela, entregando bienes a Santa Elena de Uairen. Este tipo de economía de la zona fronteriza alimentada por cripto está cada vez más extendida.

José Antonio Lanz, un reportero de Ethereum World News con sede en Venezuela, le dijo a los medios de comunicación de cripto noticias que usó los grupos de Facebook y Telegram para aprender sobre el mundo de las criptomoneda.

Luego él envió varios Bitcoin a un comerciante del mercado negro colombiano que trajo medicamentos a través de la frontera para la madre de Lanz, que estaba luchando contra el cáncer.

Ahora puedo decir que mi madre está viva gracias al Bitcoin, probé en hospitales y farmacias locales pero que al final me vi obligado a recurrir al mercado negro.

Lo importante es poder darles a los vendedores el dinero que quieran, unos querían bolívares, otros querían PayPal, por los medicamentos de mi madre, pero muy pocos criptomonedas”.

Limitaciones criptográficas:


A fin de cuentas, aún queda un largo camino por recorrer hasta que se utilice la tecnología criptográfica por sus propios méritos en Venezuela.

En este momento, a menudo se utiliza como una herramienta para adquirir o liquidar fondos, sin las censuras y el control excesivo del estado venezolano.

Machado, de la Open Money Initiative, le dijo a los medios de comunicación internacional, que el uso diario de las criptomonedas “no es un fenómeno generalizado” en el territorio venezolano. Waltman estuvo de acuerdo, diciendo:

“Hay una triste ironía. Cuanto más pobre seas y más las necesites, menos podrás usar las criptomonedas”.

Díaz no estuvo de acuerdo, diciendo que casi todos los venezolanos que él conoce ahora usan Bitcoin para recibir o enviar remesas y transferencias internacionales.

Sin embargo, admitió que la mayoría lo está utilizando como una herramienta para obtener bienes importados a Venezuela o adquirirlos dentro del país, o almacenar dólares en una cuenta bancaria offshore.

Dash y EOS pueden tener una mayor adopción comercial dentro de Venezuela, según Díaz, pero dependen de las redes de liquidez patrocinadas y los embajadores locales que convierten a nuevos usuarios que a menudo carecen de un conocimiento básico del tema de criptomonedas y de la tecnología Blockchain.

Como tal, la cofundadora de Open Money Initiative, Jill Carlson, dijo que existe una gran necesidad de realizar más investigaciones de campo en Venezuela. De lo contrario, las iniciativas de distribución de criptomonedas corren el riesgo de convertirse en meras maniobras de marketing.

“Tal vez nos encontramos con que las criptomoneda en realidad, en su forma actual, no es adecuada para una situación como la de Venezuela, en donde la gran mayoría o no tiene acceso a ellas, o simplemente están pensando en tratar de menguar el impacto de la crisis en ellos”, dijo Carlson.

Waltman estuvo de acuerdo en que GiveCrypto aún está descubriendo cómo sería una estrategia a largo plazo en Venezuela.

Hablando del tema de cómo los hogares de clase media utilizan criptografía para almacenar valor y comprar productos básicos como el champú, Carlson agregó:

“No es solo una experiencia o situación individual. Y para nosotros, como empresarios que trabajamos con tecnología y criptografía, debemos reconocer que la persona que se preocupa por el champú y la persona que se preocupa por cómo van a alimentar a sus hijos esta noche son muy diferentes. La diferencia entre la clase media y la clase baja, es abismal”.

A medida que los proyectos respectivos de Carlson y Rodrigues recopilan datos, el próximo programa Blockchain Academy de Díaz tiene como objetivo cerrar la brecha de conocimiento dentro de Venezuela para que los novatos puedan elegir qué criptomoneda y soluciones de almacenamiento funcionan mejor para ellos.

Mientras tanto, la red de migración subterránea continúa extendiéndose.

“Conozco otros proyectos que están ayudando a las personas a huir del país con Bitcoin”, dijo Díaz.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.