Especial: ¿Qué está mal con Bitcoin? ¿Por qué sigue cayendo?

0

Existe toda un mundo que tiene como misión aprovechar a pleno la industria de las criptomonedas. Desde los creadores de las cripto divisas originales, a las personas que venden aplicaciones de software como billeteras, wallets, a otras compañías que están atrayendo capital de riesgo para mejorar la sinergía que vagamente describimos, que involucra el uso de los minoristas del cripto ecosistema, a los fondos de cobertura que invierten directamente en la criptomoneda para aquellos que organizan las conferencias sobre como enriquecerse con los tokens que tanto amamos, literalmente miles de millones de dólares de todo el mundo se han volcado al ecosistema criptográfico.

Sin embargo, hemos sido testigos del peor derrumbe del cripto mercado en su corta historia, desde su pico histórico del BTC, rondando los 20.000 $, hasta los niveles de hoy en día que juega al rededor de los 3.900 $. 

La gran mayoría de las criptomonedas ya han finalizado en la pagina Web que registra aquellos tokens los cuales sus redes de cadenas de bloques se congelaron, o mejor dicho murieron, http://www.deadcoins.com, e incluso la cripto divisa mas famosa, y la originaria, el BTC, por mas emblemática que sea ya ha perdido mas del 80 % de su valor sólo en el ultimo año. A pesar de la exageración continua que hace el cripto ecosistema, aparentemente cada día se menos revolucionaria y llamativa la idea de invertir en las monedas basadas en la tecnología de cadena de bloques.

Para comprender que está fallando en el cripto ecosistema, es necesario entender que son las criptos y que no son: 


Los cripto activos no es un activo que produce ingresos, no genera una renta estable: 


A diferencia de una acción del mundo financiero tradicional, cuyo valor puede ser determinado por las ganancias, las criptomonedas no proporcionan un flujo de ingreso a su propietario. Si bien algunos inversionistas les gusta pensar que son “dueños de la tecnología”, nada podría estar mas lejos de la realidad, ya que no ganan regalías si alguien mas, quizás famoso, está usando la tecnología. Debido a que las cripto divisas no generan este tipo de ganancias constantes, esto trae como consecuencia que no tienen relación Precio – Beneficio, por lo que no se le puede establecer un precio racional.

Sin embargo, las cripto no son tan buenos y eficientes como los bonos con sus cupones 0, o mejor dicho, un bono que no esté generando intereses, ya que este activo digital no tienen una fecha de vencimiento en el cual hay que devolver el capital invertido.

Las criptomonedas no son una mercancía:  


Una mercancía es generalmente entendida como algo que se consume, lo que lleva a que los consumidores cada vez quieran mas. El aceite y el trigo por ejemplo, una vez que se consume todo lo almacenado de estos dos bienes, se debe comprar de nuevo un stock de ambos para remplazarlos.

Los cripto activos no  son una mercancía que puede ser consumida y “eliminada”, no hay una demanda para el consumo de criptomonedas, y una unidad de cripto, o Token, no es destruida cada vez que se hace una transacción con ella, sino que puede reutilizarse una y otra vez, de manera que la gran mayoría de la demanda de estas monedas digitales puede ser satisfecha por una existencia previamente minada, o creada.

Las criptomonedas no son una reserva de valor: 


Algunos expertos, tanto del cripto ecosistema como del mundo económico tradicional, han afirmado fielmente que los cripto activos, son una “reserva de valor”, lo que significa que si usted invierte 1.000 $ en cripto hoy, en el futuro podrá recuperar al menos los 1.000 $ completos, vendiendo los tokens que adquirió en el pasado.

Sin embargo, todos hemos visto que esto no es así, debido a un termino que seguramente ha escuchado con mucha frecuencia, la volatilidad del cripto mercado es muy alta. Como se ha informado en nuestro portal, la criptomoneda mas importantes de todas ha perdido más del 80 % de su valor, lo que en retrospectiva no parece ser una forma particularmente buena de almacenar el valor, al menos por muchos consumidores de países en donde su moneda local se comporta de mejor manera que el cripto mercado.

Entonces si las criptomonedas no son nada de lo que dijimos anteriormente, ¿Qué son?: 


Las criptomonedas son una divisa: 


Las cripto son una moneda, tal cual como su nombre lo dice, es decir un mecanismo que permite el intercambio. En el pasado, la humanidad usó de todo, desde bonitas conchas de mar, hasta pieles de castor, monedas de metales raros o pequeños trozos de papel, como hoy en día, con imágenes que cambian de país en país como unidad de intercambio.

Al final del día, esto es lo que es la criptografía, al menos hoy en día ya es mas que conocido la capacidad que tiene la tecnología en mutar, una unidad de intercambio que no existe en el mundo material, sino que solo existe en códigos binarios en los libros de contabilidad distribuidos de la tecnología inherente de la Blockchain, en alguna computadora en algún lugar lejano.

Si esto te suena de alta tecnología y realmente innovador, entonces deberías considerar que hemos tenido tales sistemas de pago durante años en forma de tarjeta de debito, de crédito, transferencia bancarias y servicios como PayPal, Wechat, ApplePay, la criptografía es la evolución natural a todos estos medios de pago electrónico basado en monedas fiduciarias creadas por organismos centralizados. 

La diferencia como ya mencionamos, es que los sistemas mas antiguos, electrónicos o no, se negocian en la moneda del gobierno local, de modo que si un español compra una cerveza con una tarjeta de crédito, en realidad pagó con dólares, o si hizo una transferencia internacional desde Estados Unidos a Madrid, los sistemas centrales hicieron una conversión de dólares a euros.

En el ecosistema de las criptomonedas, el Token en si se usa predominantemente la mayoría del tiempo siempre que el usuario puede encontrar un vendedor que tome y necesita esa criptomoneda, aunque debe tener en cuenta que los cajeros automáticos de Bitcoin, ATM BTC, dispensan efectivo en moneda local. El punto es que las cripto, como su nombre lo indica, de hecho es simplemente una moneda y no otra cosa.

Pero cabe destacar que es una moneda desprotegida:


Existe una razón por la que algunas naciones tienen monedas relativamente estable, como las que se encuentran en las naciones industrializadas y en desarrollo, debido a que cuentan con la misma institución con la cual el BTC lucha, un banco central confiable y fuerte. En los Estados Unidos por ejemplo, esta el Banco de la Reserva Federal, que su principal y única función es mantener al dólar estadounidense estable, mediante la expansión o contracción de la oferta monetaria, la impresión de dinero, guiar las decisiones de la política económica del gobierno federal, y utilizar una variedad de métodos, incluidos los procesos penales, para evitar cualquier tipo de manipulación de su moneda.

Por el contrario, naciones como Venezuela, Sudan, Zimbabue, no tienen bancos centrales significativamente confiables y estables, y por lo tanto, sus monedas locales son extremadamente volátiles, y en muchas ocasiones cambian su valor en relación con las monedas fuertes mundiales, el dólar o el euro, lo que se llama una devaluación.

Estas naciones actualmente están sujetas a lo que se conoce mundialmente como “anarquía monetaria”, en donde el banco central no tienen las armas efectivas en su arsenal financiero para combatir la manipulación de precios natural cuando no existe una ley que cumplir, o cuando el mismo banco central es el que busca dichas inestabilidades, como por ejemplo en el país caribeño de Venezuela.

La criptomoneda para muchos expertos, estados, países, entes reguladores y muchos más cae en la categoría de “anarquía monetaria”. 

Con las cripto divisas no hay un ente gobernante para expandir o limitar la oferta de dinero para cumplir con los eventos cambiantes, y no existe ningún mecanismo para prevenir la manipulación generalizada de los precios, como ya hemos visto en el transcurso del ultimo año.

Esta es la razón principal por la que las criptomonedas son tan pero tan volátiles, como un reactor nuclear sin barreras de control, una vez que se lanza al mercado una cripto, no  hay forma de controlarla verdaderamente hasta que finalmente se quema y se extingue. 

Esta también es la razón por la cual la adopción de las criptomonedas por parte de los comerciantes ha retrasado dramáticamente las predicciones de una adopción masiva global: 


¿Qué comerciante quiere aceptar un gran pago de una moneda que es como el bolívar venezolano, que puede reducir su valor en minutos?, claro, algunos comerciantes han pensado que está bien colgar un cartel en sus ventanas que diga “Aceptamos Bitcoin”, por que suena un poco a la monda, y quien sabe, tal vez alguien haga una compra grande algún día con BTC en una tienda común. ¿Pero todos los comerciantes estarían dispuestos a tomar un montón de dinero todos los días y que acepten el riesgo de poder perder un montón de dinero en cambios de precios en segundos? De ninguna manera. 

Las criptomonedas son una inversión especulativa: 


Por mucho, la mayoría de las compras de criptomonedas que se hacen diariamente han sido por motivos de especulación pura, inversores que compran cripto activos de forma particular con la esperanza de que su valor se aprecie dramáticamente.

Este fenómeno se ilustro mas que claramente en el “Gran Cripto Boom”, de diciembre de 2017, cuando BTC se disparó de 1.000 $ por BTC el primero de enero de 2017 a casi los 20.000 $ a mediados de diciembre de ese mismo año.

Durante la gran burbuja de 2017, muchas personas ordinarias que eran lo suficientemente inteligentes como para vender, se convirtieron en millonarios de la noche a la mañana, y como en los días de la fiebre del oro de la antigüedad, muchas otras personas comunes comenzaron a obtener segundas hipotecas en sus casas y pedir prestamos en sus tarjetas de créditos para comprar criptomonedas, lo que acelero aun más el precio hasta que la burbuja finalmente estalló y los inversionistas tardíos fueron eliminados para siempre del cripto mercado.

El punto es que pocos, si es que alguno, de esos inversionistas compraron Bitcoin porque tenían fe en que sería la “moneda del mañana”, sino que solo querían hacerse ricos de manera muy rápida.

Pero incluso mientras la burbuja de Bitcoin se estaba construyendo, otros promotores de sus propias criptomonedas estaban lanzando su idea como la próxima gran cosa, es aquí que nace la mayoría de criptos que hoy conocemos, como Bitcoin Cash por ejemplo.

Son estas otras monedas, casi todas las cuales finalmente fracasaron por completo y terminaron en deadcoins.com donde puedes leer sus obituarios. Los otros criptos activos llamados “Altcoins” a menudo carecían de uso alguno y no tenían comerciantes que los aceptaran como método de pago. Pero la gente compró porque estaban especulando sobre sus valores rápidamente apreciándose al igual que lo había hecho Bitcoin. Pero esto no debe pasar por alto que Bitcoin en sí tiene valor solo debido a la promesa de apreciación futura, es decir, el precio de Bitcoin se debe principalmente a la especulación.

La paradoja de las criptomonedas: 


Las cripto tienen cierto valor futuro basado en su uso para comprar cosas, debido a este valor, la mayoría de sus propietarios no quieren usarlo para comprar cosas, por lo tanto, el cifrado  no se usa ampliamente para comprar cosas,  por lo tanto, no tiene otro valor no especulativo que el relacionado con un uso relativamente mínimo.

En otras palabras, el sine qua non de una criptomoneda en particular se basa en los conceptos mutuos de “aceptación” (cuántos comerciantes tomarán la criptografía a cambio de bienes o servicios) y “uso” (cuántos propietarios gastarán su criptografía) a cambio de bienes o servicios. 

Cualquiera que sea la tasa de aceptación, el problema es que debido a que los propietarios de criptografía esperan que las criptos que poseen se aprecie en valor, lo mantienen como una inversión y no lo utilizan como método de pago. Esto es apoyado, entre otras cosas, por un estudio publicado en Reuters que el uso de Bitcoin había disminuido aproximadamente un 80 % en enero a septiembre de 2018.

Por lo tanto la paradoja de las cripto es que, los inversores criptográficos compran y mantienen criptografía porque quieren que su criptografía se aprecie en valor, pero a menos que utilicen su criptografía, el valor no aumentará. Por el contrario, a menos que se utilice el cifrado, el valor de los cripto activos seguirá disminuyendo y los inversores comenzarán a descargar su inversión para evitar nuevas pérdidas. Repetir este ciclo lleva al inevitable “ciclo de muerte” que es tan común de financiar en muchos bienes o acciones, y en cualquier parte de la historia terminar mal para todo, linealmente todo el cripto ecosistema y para cualquier inversionista restante. Esto parece ser lo que le está pasando a Bitcoin hoy en día.

Debido a esta paradoja, es probable que ninguna criptomoneda tenga éxito, hasta que al menos pueda persuadir a los inversores de que usen su criptografía de forma activa, y no simplemente aferrarse a ella y especular que su valor aumente.

Pero una vez más, existen barreras importantes para aumentar el uso de las cripto, entre las cuelas se encuentra la mencionada alta volatilidad, y la posibilidad más que probable de una manipulación generalizada de los precios, es esto en particular lo que ha frenado a la SEC a dar el fallo de su decisión sobre si aceptar o no la creación de los famosos ETF dentro del territorio estadounidense.

La aceptación de las cripto juegan un papel importante:


¿Qué gran empresa quiere tener en sus libros un activo que puede fluctuar en un 10 % en una hora, o que puede ser bombeado y desechado por los criminales sin ser detectados? Pero incluso más allá de esto, el problema fundamental es que no hay medios disponibles, como los impuestos para incentivar a los inversionistas a que abandonen la tenencia por especulación y en realidad utilizan grandes cantidades de criptografía para actividades mercantiles, que juegan con el valor del cripto mercado.

Es en gran parte debido a esta paradoja que los economistas líderes como Nouriel Roubini y muchos otros han predicho que Bitcoin y otras criptomonedas volverán tarde o temprano a un valor cercano a cero.

Hoy en día Bitcoin esta en un largo desplome, y el otro puñado de altcoins restantes con un pie ya en la tumba, es probable que ese sea el resultado final de todas las criptomonedas, a menos que una persona realmente brillante pueda descubrir cómo resolver esta paradoja.

Mientras tanto, ciertamente habrá picos y valles en el precio de Bitcoin, y es probable que la volatilidad empeore aún más, lo que reducirá incluso más el uso como una moneda. Pero tendrá que ocurrir algo bastante espectacular para romper la paradoja y evitar que Bitcoin y todos los demás altcoins restantes entren en el “ciclo de la muerte”. Sin embargo, uno es absolutamente seguro, y es que durante los próximos meses la inversión en criptomoneda debe limitarse estrictamente a aquellos que deseen y puedan perder la totalidad de su inversión, porque eso es exactamente lo que esta en riesgo hoy en día en el ecosistema.

 

Como están las cosas ahora dentro del cripto ecosistema, cada vez se esta pareciendo mas y mas a la recta final de las criptos, y que el año 2019 será un año extremadamente duro para todo el mundo criptográfico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.