El impacto económico del Brexit está siendo muy explorado y debatido. Por ejemplo la OCDE y “HM Treasury” han presentado un análisis que sugiere que el Brexit podría tener un impacto negativo en el PIB del país en un 3 % que estaría presente en la economía hasta el año 2020, mientras que el Banco de Inglaterra ha hecho declaraciones ocasionales sobre otros escenarios terribles, algunos pronósticos podrían llamarse “Proyecto Fear 2.0”.

Estas predicciones incluyen caídas de los precios de las viviendas, tasas de interés en espiral, incumplimientos de préstamos, salidas de activos del Reino Unido, rendimientos negativos sobre el capital y un rendimiento anémico del mercado de valores. Sin duda, es un cóctel volátil y las cosas podrían dirigirse hacia una tormenta perfecta. Y, sea lo que sea, vivimos tiempos interesantes con las nuevas tecnologías y sus cambios e interrupciones asociadas.

Por supuesto, en Gran Bretaña no sabemos si habrá algún acuerdo en este momento, ni si el gobierno actual durará o si el partido Tory se dividirá. Ciertamente, la primera ministra, Theresa May, tiene un desafío para lograr un acuerdo en el Parlamento sobre el trato propuesto con los parlamentarios del Brexit y esas perspectivas son poco probables, de ahí el retraso en la votación, y por lo que no han hecho oficial la salida definitiva de la Unión europea

Si los parlamentarios de la Cámara de los Comunes le dan el visto bueno, entonces las posibilidades de un Brexit de “no acuerdo” parecen muy reales. Eso no significa necesariamente que Gran Bretaña no abandonará la Unión Europea (UE) el 29 de marzo del próximo año, pero definitivamente deja poca claridad sobre lo que realmente sucederá después. Sin embargo, incluso a fines de la semana pasada, parecía que los movimientos en el frente político en Westminster sugerían que las posibilidades de un escenario catastrófico de falta de acuerdo se estaban desvaneciendo.

La libra se hundió a su mínimo, cediendo el control de 1,27 frente al dólar estadounidense, en medio de informes de que Theresa May está preparada para atraer el voto significativo sobre Brexit.

Pero independientemente de las opiniones de los expertos y los medios de comunicación sobre el impacto económico real del Brexit, sorprendentemente poco discurso público se ha centrado en las oportunidades presentadas por la capacidad de Gran Bretaña para perseguir una estrategia industrial relativamente más libre.

Theresa May, Primer Ministro

Hirander Misra, CEO de GMEX Group, un proveedor británico de servicios de tecnología y negocios para Exchanges del mundo financiero tradicional, así como para el cripto Exchange y tokens digitales, comentó a los medios de comunicación local:

“El Reino Unido tiene una oportunidad increíble para apoyar una economía de innovación centrada en sus fortalezas relativas, es decir, con Londres como un centro financiero internacional líder y, cada vez más, como un centro tecnológico con una importante inversión internacional”.

Ahora, la Blockchain, o Distributed Ledger Technology (“DLT”) para dar su nombre completo, se ve cada vez más como un camino hacia la entrega de una nueva revolución industrial, denominada la 4ta. Revolución Industrial, al proporcionar un medio de comunicación e intercambio confiable que puede ser público verificado. Lo que significa que se está gestando la muerte de los terceros de confianza y de la centralización total de las cosas.

La lógica detrás de la Blockchain es una que es probable que sea “tan revolucionaria como Internet” en opinión de Misra. También es una opinión compartida por expertos como Matej Michalko, CEO y cofundador de la cadena de block eslovaca DECENT centrada en el sector de los medios digitales y un pionero en la tecnología que apareció recientemente en la lista “Forbes 30 Under 30”.

Por otro lado, para ayudar al despliegue y masificación de la tecnología de cadena de bloques, no solo en las áreas más desarrolladas de servicios financieros, sino también en cualquier sector donde se almacena y transfiere información, incluida la atención médica y bienes raíces, entre otros sectores.

Según Gartner, una firma líder de investigación y asesoría tecnológica, el valor agregado comercial de la Blockchain aumentará a poco más de  3,1 billones de $ para el año 2030, en comparación con los $ 176 mil millones de $ para el año 2025 y alrededor de 360 mil millones de $ para el año 2026.

Esa tasa de crecimiento es enorme, y, aunque las tecnologías como la de la cadena de bloques  podrían algún día redefinir las economías e industrias a través de la economía programable y el uso de contratos inteligentes, Gartner señaló este año que “… por ahora, la tecnología es inmadura”.

Misra, anteriormente cofundadora y Directora de Operaciones de Chi-X Europa, afirmó a raíz del inicio de las discusiones que duraron 5 días en el Parlamento la semana pasada:

“Seguramente el Reino Unido, con sus fortalezas inherentes en finanzas y tecnología, está bien posicionado para tomar una posición de liderazgo en la construcción de esta economía de innovación no importa si está o no dentro de la Unión Europea”.

Con todo esto ocurriendo en el escenario central, DAG Global, una compañía con sede en Gran Bretaña que busca establecer el primer “banco de activos digitales regulado en el Reino Unido para atender las necesidades de banca fiduciaria y criptográfica de las PYME, empresas Sintecho y criptográficas. Ellos han publicado recientemente un informe junto con el Grupo Parlamentario de “Todos los Partidos del Reino Unido (APPG)  con la Blockchain”, y el Gran Centro de Innovación.

Establecido en enero de 2018, el APPG Blockchain tiene como objetivo declarado:

“Asegurar que la industria y la sociedad se beneficien de todo el potencial de la Blockchain y otras tecnologías de contabilidad distribuida (DLT), lo que convertirá al Reino Unido en un líder en la innovación e implementación de las cadenas de bloques y las Ledger Distribuidas (DLT)”.

Su informe describe el estado actual de la inversión en las cadenas de bloques dentro del territorio del Reino Unido, así como el considerable ecosistema que ha surgido con más de 225 empresas que se basan en la tecnología Blockchain en todos los sectores a los que se hace referencia, y en gran medida sin una estrategia industrial de apoyo del Reino Unido. La APPG ha citado a GMEX como una de las compañías líderes en la economía de la cadena de bloques de los Estados Unidos.

Sin embargo, como Sean Kiernan, CEO de DAG Global, afirmó:

“El Reino Unido está mejor posicionado para adoptar la Blockchain e implementar las regulaciones necesarias post Brexit en comparación con Otras naciones de la Unión Europea, como Malta por ejemplo, que tienen que lidiar con la UE en su intento de introducir regulaciones de las cadenas de bloques globales, esto está siendo verdaderamente un duro impacto en la velocidad, respecto a las aspiraciones de Malta con la tecnología, preparando al Reino Unido para estar en una mejor posición a largo plazo a medida que avanza sus mercados de forma independiente”

Dicho esto, también es cierto que sin un marco regulatorio, en Gran Bretaña muchos bancos existentes no prestarán servicios a las nuevas Startups que deseen especializarse en la Blockchain, y mucho menos a cualquier cosa relacionada con el ecosistema criptográfico. Debido a los temores de riesgo de reputación y regulación para facilitar el lavado de dinero.

Estos temores no son, de ninguna manera, infundados, aunque los desarrollos recientes en lo que se ha denominado “análisis Blockchain” ayudan a rastrear cada transacción en las cadenas de bloques públicas de buena reputación, de modo que los flujos de fondos se puedan derivar claramente del origen.

“En este sentido, la verificación de los flujos en instrumentos digitales basados ​​en las cadenas de bloques, cada vez es más robusta respecto a las transacciones tradicionales basadas en moneda fiduciaria, donde a menudo solo es posible rastrear la fuente de fondos de la institución anterior inmediata donde fue transferido el dinero, no desde su verdadero inicio, como la Blockchain permite hacer” expresó Kiernan.

En los últimos meses, el Comité de Tesorería del Reino Unido emitió un informe exhaustivo, citando: “Se necesita una regulación para el mercado de activos criptográficos  esto es el “Salvaje Oeste”. El informe destacó que el país fue tentativamente amigable al aceptar tales instrumentos novedosos basados ​​en  la Blockchain. Aún queda mucho por hacer para desarrollar los marcos regulatorios y las normas de gobierno, antes de poder hablar de una aceptación general dentro del territorio del Reino Unido, aunque lo que si es cierto es que con la llegada del Brexit, el nacimiento del posible marco regulatorio será mucho más sencillo, ya que no habrá que cumplir con los estatutos fijados por la UE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.