Con varios nuevos grandes proyectos el cripto proyecto NEO aparece con frecuencia en la primera línea de batalla para superar a Ethereum como la Blockchain líder en el mundo de los Smart Contracts.

Si bien muchos dentro del cripto ecosistema llaman al altcoin como el “Ethereum Chino”, los números y datos recientes muestran que el ambicioso proyecto aún tiene un largo camino por recorrer antes de que Ethereum pueda tenerle miedo realmente, pues la amenaza de NEO actualmente no es tan convincente para ETH.

El futuro de NEO:


Una vez súper dominado por Bitcoin, el cripto ecosistema se está convirtiendo en una industria altamente competitiva, y se se pudiese llamar “más descentralizada”.

Con la descentralización en mente, los nuevos cripto proyectos están apareciendo en el mercado casi a diario. Si bien la mayoría de ellos pasan desapercibidos en gran medida, en ocasiones surgen valores atípicos que cobran suficiente impulso como para desafiar al nombre más grande cuando se habla de aplicaciones descentralizadas (DApps) basadas en la Blockchain, Ethereum.

Uno de esos proyectos singulares es NEO, que ha surgido con el nickname del “Ethereum chino”. Después de pasar por un proceso completo de cambio de marca en el año 2017. Anteriormente conocida como Antshares, la cripto compañía llegó al mercado y comenzó a operar en China en el año 2014.

Solo un año después su lanzamiento, el cripto mercado ya estaba pronosticando un futuro brillante para la compañía china, y muchos decían que tendría el potencial de ser una de las mejores criptomonedas en los próximos años, lo que ha logrado hasta ahora. Desde su lanzamiento siempre ha estado en el top 20 de las mejores cripto por capitalización de mercado.

El campo de batalla de su plataforma:


El marco de la plataforma proporciona múltiples lenguajes de programación y enfatiza la facilidad de desarrollo para los Smart Contracts. Este año, la compañía abrió una nueva oficina en Seattle, Washington, para aprovechar el talento local promovido por Microsoft y Amazon para competir aún más en la dimensión de facilidad de uso para los desarrolladores, los cuales son los arquitectos de cualquier cripto proyecto.

Sin embargo, el protocolo NEO es muy diferente de Ethereum, y comparar los dos puede ser difícil considerando que ambos usan diferentes protocolos de consenso y tienen diferentes objetivos. Dicho esto, todavía hay algunas comparaciones significativas que se pueden realizar, sobre todo en el área de los números y las estadísticas, el cual, es el lenguaje universal.

Comparación de la data cabeza a cabeza:


Primero hablemos de las diferencias técnicas de ambos tokens, pues como dijimos anteriormente no son para nada similares.

En teoría no son posibles los hard forks en la Blockchain de NEO, en Ethereum si.

El gas de la red se paga con un token totalmente separado del token NEO, en Ethereum se paga con el mismo ETH.

El token de NEO tiene un límite finito de suministro en 100 millones. En Ethereum aún se discute si introducir dicho límite o no.

Tiene una regulación contra la inflación, la cual establece un límite de 50 millones de tokens de desarrolladores liberados controladamente a lo largo del tiempo. Ethereum, por otro lado, no tiene límite de suministro.

El cripto proyecto NEO tiene actualmente 203 asociaciones y proyectos realizados por solo 32 colaboradores. Ethereum, por otro lado, ha tenido más de mil asociaciones, y proyectos con su código GitHub hechos por más de 100 desarrolladores. Basado en un análisis realizado por una firma de VC, Ethereum continúa liderando los proyectos criptográficos en términos de la amplitud y la actividad de su desarrollo de software.

NEO se considera altamente centralizado por gran parte del cripto ecosistema, expertos, y académicos, porque solo utiliza un puñado de nodos y las entidades relacionadas con NEO controlan más del 50 por ciento de los tokens para la plataforma.

criptomonedas neo

Sin embargo, Da Hongfei dijo en una entrevista a los medios de comunicación internacional que la organización planea descentralizarse progresivamente a lo largo del tiempo, mientras aprovecha su estructura actual para superar a otros proyectos basados en la Blockchain más burocráticos y más lentos, refiriéndose específicamente a Ethereum y su increíble lentitud para actualizar su código o introducir alguna solución necesaria, como expresamos anteriormente en nuestro portal.

Mientras tanto, Ethereum es uno de los proyectos más descentralizados en el ecosistema, quizás solo como segundo a Bitcoin, según varios expertos respetados en el campo de las criptomonedas y la tecnología Blockchain.

Ethereum cuenta con miles de nodos y una comunidad de desarrolladores de código abierto altamente activa, facilitada por una organización sin fines de lucro respetada, the Ethereum Foundation.

También hay muchos más usuarios en la plataforma Ethereum, que se correlaciona con el número de transacciones y otros factores medibles. Según ConsenSys, la red Ethereum ha procesado un total de más de 353 millones de transacciones a fines de 2018. NEO solo ha tenido 22 millones de transacciones hasta la misma fecha.

Ethereum también domina NEO cuando se trata de la cantidad de transacciones diarias que maneja.

Con un promedio de 664.000 transacciones por día, el volumen de transacciones de Ethereum es 67 veces mayor que el de NEO, que maneja un promedio de 9.800 transacciones por día.

La base de usuarios de NEO también es mucho más pequeña que la de Ethereum, mostrando menos del 2 por ciento del número de direcciones activas en comparación con ETH.

Con eso en mente, en términos absolutos, NEO puede manejar teóricamente un mayor número de transacciones debido a su consenso delegated Byanztine fault tolerant (dBFT). Al utilizar un número mucho menor de nodos, similar a EOS y TRON, NEO puede procesar muchas veces más transacciones por segundo cuando está a su máxima capacidad, pero, no está ni cerca de llegar a esa cifra, por ende la publicidad que vende su cripto proyecto es prácticamente inútil pues su Blockchain no ha sido para nada utilizada en comparación al menos con los grandes cripto proyectos y sus tokens.

Fuente: Ethescan.io

 

Cuando se trata de ganancias anuales, tanto ETH como NEO experimentaron pérdidas significativas. Si bien NEO perdió más del 85 por ciento de su valor en dólares estadounidenses, a partir del 20 de abril de 2018, el valor de ETH solo disminuyó en un 70 por ciento.

Al observar la cantidad de tokens necesarias para comprar un BTC, ETH perdió la mitad de su valor, mientras que NEO perdió el 75 por ciento de su valor en relación con Bitcoin.

Fuente: coinmarketcap.com

Esta comparación de datos muestra que, aunque se lanzó con un objetivo ambicioso, NEO tiene un largo camino por recorrer antes de establecer el liderazgo que Ethereum ha ganado hasta el momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.