El grande del tabaco “Philip Morris International” está impresionado con la innovadora tecnología Blockchain y sus beneficios, los cuales pueden ahorrarle a la compañía una importante suma en inversiones.

De esta manera, la compañía se encuentra trabajando actualmente en una blockchain pública, aunque están aplicando algunas características que la harán distintas de otras. La información fue publicada por Nitin Manohara, el director global de arquitectura e innovación tecnológica de Philip Morris en una aparición en la London Blockchain Expo el día miércoles 25 de abril.

Unas de esas características que la harán distintas de otras es que la firma utilizará la tecnología para gravar las estampillas en las cajas de cigarrillos. Cada uno de estos documentos vale alrededor de $ 5.50 por paquete y puede ser fácilmente falsificado. La industria ha estado perdiendo millones de dólares al año debido a que los estafadores los copian.  Es así que con la implementación de la tecnología Blockchain, la compañía podría ahorrar cerca de los $ 20 millones de dólares. Asimismo, con esta nueva tecnología, será posible que la empresa optimice la trazabilidad y la transparencia.

Sin embargo, la razón por la que Manoharan quiere recurrir a una cadena de bloques pública es puramente por ambición. Quiere que Philip Morris sea un líder de la industria al que otras compañías pueden unirse, señalando

“La aspiración es una cadena de bloques en toda la industria en la que las partes interesadas puedan ingresar, suscribirse y beneficiarse de ella. Si no ven ningún valor, simplemente pueden irse”.

En este momento, las empresas suelen trabajar con sus propias redes de blockchain que suelen estar autorizadas. Es decir, solo las partes aprobadas tienen permitido participar. Sin embargo, esta cadena de bloques que Philip Morris está tratando de crear, aspira ser ampliamente accesible. Manoharan explicó que la industria desea permitir que las partes interesadas ingresen y se suscriban a ella y, en última instancia, se beneficien de ella.

Sobre esto, expuso:

“Queremos asegurarnos de que el ecosistema mínimo viable que implementamos sea atractivo para todos los interesados que participan en este ecosistema en particular. Por lo tanto, debe haber una propuesta de valor, debe haber una razón para participar. Porque si no hay suficiente incentivo en la mesa no se comprometerán. Por lo tanto, la única forma de hacerlo sostenible es asegurar que los interesados se beneficien de esta cadena de bloques”.

El plan en este momento es desarrollar la nueva tecnología en una combinación de Ethereum y MultiChain, la plataforma de creación de su propia cadena de bloques de Coin Sciences para empresas. Tendrá diferencias por ser solo otro proyecto público de Ethereum, insistió Manoharan y, por lo tanto, esto no significa que estarán trabajando en su propia moneda virtual.

Él cree que tomar la ruta pública, que muchas empresas han rechazado por sus soluciones de cadena de suministro, es el movimiento correcto. Él dijo:

“Las blockchains privadas son bastante simples. La oportunidad es pequeña y puede lograr todo lo que hace el blockchain permitido con la infraestructura existente y las herramientas existentes. El valor real es con las blockchains públicas donde puedes tener varios jugadores entrando y participando de una manera confiable”.

Las estampillas fiscales no parecen ser la única aplicación posible de la tecnología para Philip Morris. Tienen otras cinco ideas sobre cómo aplicar la tecnología en 2019, y consultarán con el gobierno local sobre cómo mantenerse dentro de la ley, informó.