Drones piloteados por IA desafiarán a los profesionales en 2019

0

Durante algunos años la carrera de drones tan sólo ha sido un deporte humano, sin embargo la Inteligencia Artificial (IA) ya está luchando para tomar el control. La Drone Racing League (DRL), que es una de las principales organizaciones que intenta convertir las carreras de drones en la próxima Nascar, anunció recientemente una nueva competencia para que los equipos desarrollen pilotos de inteligencia artificial.

DRL desea reclutar desarrolladores de todo el mundo con el respaldo de la firma aeroespacial Lockheed Martin, incluyendo estudiantes y entusiastas de los drones. Ellos tendrán que crear una IA que sea capaz de volar uno de los cuadricópteros estandarizados de DRL a través de sus complejos circuitos de carreras sin pre-programación ni supervisión humana. Luego, los equipos deberán competir entre sí en la próxima temporada del DRL en 2019, el desafío será realizado en los mismos campos en los que participan los pilotos humanos como parte del recién designado circuito de carrera de robótica de Inteligencia Artificial (AIRR).

El primer equipo de IA que supere a un piloto humano profesional tendrá una recompensa única de $200.000. No obstante no se cree que esto sea posible en el 2019. Actualmente, varias instituciones están desarrollando pilotos autónomos para cuadricópteros, pero incluso los más avanzados pierden ante los profesionales humanos, sin embargo si pueden contra los pilotos aficionados.

Nicholas Horbaczewski, fundador y CEO de Drone Racing League, expresó que pensaba que los humanos definitivamente tendrían una importante ventaja por el momento. “Los pilotos de DRL podrían derrotar fácilmente a cualquier dron de carreras autónomo hoy… Pero el objetivo de AIRR es cerrar esa brecha”. El CEO explica que para medir este progreso el piloto campeón de DRL competirá con el equipo IA de mayor rendimiento al final de cada temporada.

“En 2019, mi dinero está en el piloto humano”, manifestó. “¿Pero para 2020? Es la raza de cualquiera”.

No obstante, algunos observadores puede que se encuentren sorprendidos con la participación de Lockheed Martin en este proyecto. Después de todo, la empresa es una de los mayores fabricantes de armas militares del mundo, y los cuadricópteros controlados por IA han sido identificados durante mucho tiempo como una de las armas más importantes en el futuro. Los aviones no tripulados pueden ser utilizados tanto para fines de vigilancia como ofensivos, y el mayor temor es que la participación de la inteligencia artificial pueda conducir a errores de gravedad en el campo de batalla. De hecho, ISIS actualmente utiliza cuadricópteros comerciales modificados para lanzar bombas sobre el ejército iraquí, sin embargo no hay evidencia de que esté involucrada la IA en ellos.

Nicholas Horbaczewski

El CEO de DRL explica que su asociación con Lockheed se debe a que es una compañía líder en IA y vuelo autónomo. Enfatizó que el nuevo circuito AIRR “no tiene vínculos con el ejércitos” y que “no se usará ningún IP o hardware Lockheed Martin”. Agregó que no todo sobre la tecnología de vuelo autónomo tiene que ser visto como algo malo; esta incluye muchos beneficios potenciales en dominios tan variados como la lucha contra incendios y la exploración espacial. “Sugerir que el avance del pilotaje de IA estaría intrínsecamente vinculado a los militares sería muy corto de miras”, expresó Horbaczewski.

Sin embargo, las empresas tienen una larga historia de utilizar este tipo de competiciones para desarrollar ideas y explorar el talento. Los equipos pueden desarrollar sistemas de inteligencia artificial para carreras, pero este tipo de tecnología es de doble uso y se puede usar fácilmente para otros fines. Cada equipo tendrá un “mentor” de Lockheed Martin para guiar su progreso, y no sería sorprendente si el premio principal no solo involucrara efectivo de DRL sino también ofertas de trabajo de Lockheed.

En el 2019 puede que un sistema IA maneje carreras de drones, y tal vez le gane a los profesionales, pero ¿quién sabe qué harán con esta tecnología en el futuro?