Todo el que esté relacionado con el mundo de la tecnología y las finanzas ha escuchado hablar de la Blockchain, esta es una de las palabras de moda más importantes hoy en día.

Aquellos que apuestan por esta innovación la describen como la tecnología que revolucionará los servicios financieros, apuntando a su capacidad de funcionar sin una autoridad central y también almacenar datos en una estructura inquebrantable.

Sin embargo, no se queda ahí; también consideran que la cadena de bloques será beneficiosa para una variedad de industrias más allá de las finanzas y la tecnología, particularmente las que se ven acosadas por una gran cantidad de registros en papel y tecnología obsoleta heredada, ya sea asistencia sanitaria, bienes raíces o derecho.

No obstante, las lentas velocidades de transacción y la falta de estandarización, por ejemplo, amenazan con obstaculizar el crecimiento de la Blockchain.

De hecho, un informe elaborado por tres analistas de Deloitte explica las barreras para la adopción de Blockchain y cómo los “cinco vectores de progreso” pueden ayudar a las compañías a reducir el costo y el riesgo de implementar y explorar la tecnología.

Mayor rendimiento


“Blockchain puede ser lento”, dijeron investigadores de la consultora en un informe publicado el lunes. “A diferencia de algunos sistemas heredados de procesamiento de transacciones capaces de procesar decenas de miles de transacciones por segundo, la cadena de bloques Bitcoin solo puede manejar de tres a siete transacciones por segundo, la cifra correspondiente para Ethereum Blockchain es tan baja como 15 transacciones por segundo”.

Agrega: “Debido a su desempeño relativamente pobre, muchos observadores no consideran que la tecnología Blockchain sea viable para aplicaciones a gran escala”.

Con la cadena de bloques de Bitcoin, cualquier cantidad de personas puede participar en la red, ya que es pública. Mientras que, los llamados mineros en la red, resuelven problemas matemáticos complejos para validar las transacciones.

Es necesario que exista un consenso en la red sobre la validez de la transacción para que pueda llevarse a cabo. Si bien este sistema reduce el riesgo de que se lleve a cabo una actividad maliciosa en la red, también puede aumentar el tiempo que tardan las transacciones en establecerse.

Sin embargo, Deloitte expresó que se está trabajando para crear un modelo más eficiente que pueda acelerar las velocidades en las que se realizan las transacciones. Las empresas de la industria como Hyperledger, Stellar y Ripple están utilizando nuevos mecanismos de consenso destinados a precisamente acelerar este proceso.

“Los nuevos mecanismos de consenso prometen un rendimiento significativamente mayor. Lo logran con diseños que reducen o eliminan la minería que consume tiempo y energía y reducen la cantidad de nodos que deben validar una transacción para que se considere definitiva”.

Estos nuevos modelos se denominan sistemas de “prueba de participación”, donde se requiere que un minero de criptomonedas tenga una cierta participación en el activo digital para poder participar en la red.

“La evolución de los mecanismos de consenso está mejorando significativamente la velocidad de las cadenas de bloques: buenas noticias para aplicaciones en finanzas comerciales, trazabilidad de la cadena de suministro, arrendamiento de automóviles, seguro marítimo, atención médica y seguros”, dijo el informe.

Interoperabilidad y estandarización


Con un número cada vez mayor de jugadores en una industria que se encuentra en constante expansión como Blockchain, a algunos les preocupa que con tantas redes diferentes, no exista un estándar que les permita interactuar entre sí.

Esta estandarización es lo que la industria llama interoperabilidad. Según Deloitte, la falta de interoperabilidad “otorga libertad a los programadores y codificadores de Blockchain, y puede darles dolores de cabeza a los departamentos de TI a medida que descubren que las plataformas no pueden comunicarse sin la ayuda de la traducción”.

El informe dice que, en el sitio de codificación GitHub, hubo más de 6.500 proyectos de Blockchain activos que utilizan una variedad de plataformas con diferentes lenguajes de codificación, protocolos, mecanismos de consenso y medidas de privacidad.

“La estandarización podría ayudar a las empresas a colaborar en el desarrollo de aplicaciones, validar pruebas de concepto y compartir soluciones Blockchain, así como facilitar la integración con sistemas existentes”, dijo el estudio de Deloitte.

“La ayuda está en camino a medida que un número creciente de participantes de la industria trabaje para permitir transacciones de cadena cruzada, interconexión y estandarización”.

Las organizaciones que incluyen cientos de miembros centradas en crear una versión estándar de la cadena de bloques y fomentar la colaboración están despertando esperanzas de que la industria supere el problema de interoperabilidad.

Interlerger, por ejemplo, es un protocolo informático diseñado para permitir pagos entre diferentes redes contables distribuidas.

“Los esfuerzos que estamos viendo representan un vector de progreso para la tecnología Blockchain”, dijo el informe Deloitte.

Menos complejo y menos costoso


Una de las críticas más frecuentes por el momento sobre la red de la cadena de bloques de Bitcoin es el hecho de que depende de una potencia informática intensa y, por lo tanto, de una gran cantidad de electricidad para funcionar.

Los mineros utilizan grandes equipos de cómputo con múltiples servidores para mantener la red funcionando, y ese proceso ciertamente no es barato.

Un estudio publicado por Elite Fixtures a principios de este año dijo que costar más de $ 26.000 para extraer solo un Bitcoin en Corea del Sur, que es uno de los mercados más grandes del mundo para el comercio de criptomonedas.

Es evidente que el costo para validar las transacciones podría ser un gran problema para la penetración generalizada de la tecnología en la actividad comercial.

Además de los problemas de costos involucrados tanto en la creación como en el mantenimiento de una red Blockchain, el informe de Deloitte dice que la complejidad es otra causa de preocupación.

“Los costos y las complejidades involucradas en la construcción y despliegue de soluciones de Blockchain son obstáculos importantes para la adopción de la tecnología”.

Sin embargo el informe también señala la labor que han tenido varias empresas, incluidas Amazon, IBM y Microsoft, quienes están trabajando en formas de mejorar el costo y la complejidad involucrados en la creación de redes de cadena de bloques mediante el uso de tecnología en la nube. Su trabajo en el campo se centra en la creación de lo que se conoce como blockchain-as-a-service, donde se ofrecen “plantillas” efectivas para facilitar a los desarrolladores la configuración y ejecución de redes Blockchain.

“Las nuevas ofertas en la nube han estado llegando al mercado a un ritmo acelerado y tienen el potencial de reducir las barreras para desarrollar y operar redes Blockchain”, dijo el estudio.

El informe además señala que la plataforma de código abierto Sawtooth de Hyperledger permite a los desarrolladores crear aplicaciones de la cadena de bloques en su lenguaje de codificación preferido, sin requerir el conocimiento del sistema central.

“Hay una clara tendencia hacia herramientas y plataformas de Blockchain más fáciles de usar”, dijo Deloitte. “Este vector de progreso es probable que fomente una mayor adopción de la tecnología de cadena de bloques en el tiempo”.

Regulaciones y sus problemas asociados


No debería ser sospecha para nadie que las regulaciones se tratan de otro obstáculo importante para la adopción generalizada de la tecnología.

De hecho, “en una encuesta reciente de Deloitte a ejecutivos expertos en la cadena de bloques, casi dos de cada cinco citaron problemas regulatorios como una barrera para una mayor inversión en la tecnología de Blockchain”, se expresa en el informe.

Un fenómeno controvertido conocido como oferta inicial de monedas (ICO) fue prohibido en Corea del Sur y China, y la Comisión de Valores de Estados Unidos acusó a los fundadores de la empresa de criptomonedas Centra, respaldada por Floyd Mayweather, de realizar un ICO fraudulento.

Pero hay otras áreas en Blockchain donde la regulación es incierta, como los contratos inteligentes. Dichos contratos contienen un conjunto de condiciones bajo las cuales un comprador y un vendedor están de acuerdo. Cuando se cumplen esas condiciones, el contrato se aplica automáticamente, algo que los proponentes dicen que es más eficiente que los contratos en papel. Pero Deloitte destaca que las regulaciones existentes no cubren los contratos inteligentes, lo que podría inhibir la inversión en Blockchain.

Sin embargo, Deloitte señala que se está logrando algún progreso en el frente regulatorio, con 17 legislaturas estatales de los Estados Unidos, debido a que han reflexionado o aprobado leyes relacionadas con la adopción de la tecnología de  la cadena de bloques.

De hecho, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, manifestó a principios de año que se había formado un grupo de trabajo para estudiar las criptomonedas.

“Todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que se eliminen los principales obstáculos regulatorios a la adopción de Blockchain”, dice el informe Deloitte. “Pero el impulso está creciendo”.

Multiplicando consorcios


Y por último pero no menos importante, el informe de Deloitte dice que más empresas que trabajan en el sector necesitan colaborar entre sí para que la tecnología promueva tanto el desarrollo de aplicaciones como la educación.

Se han formado varios grupos con el objetivo de aumentar la colaboración en el espacio y fomentar la estandarización, algo que podría ayudar al ya mencionado problema de la falta de interoperabilidad entre redes.

“Como una tecnología que facilita las transacciones a través de una red, el valor de una red de Blockchain aumenta con el número de usuarios”, dijo el informe de Deloitte. “Esa es una de las razones por las cuales el crecimiento de los consorcios de Blockchain es un signo alcista”.

“Los consorcios de la cadena de bloques son grupos de empresas que colaboran para promover objetivos compartidos para la tecnología; esto puede incluir definir casos de uso, establecer estándares, desarrollar infraestructura y aplicaciones, y operar una red Blockchain”.

Dichos grupos, que incluyen cientos de firmas miembro, incluyen R3, RiskBlock Alliance, Enterprise Ethereum Alliance e Hyperledger.

En marzo, un estudio del grupo de investigación Gartner centrado en la tecnología puso el número de consorcios orientados a la Blockchain actualmente en existencia en 61, más del doble de los 28 consorcios que existían el año anterior. Sin embargo, hay informes de que algunos de estos grupos de trabajo, como R3 e Hyperledger, podrían estar próximos a quedarse sin dinero.

“No todos los consorcios están creando aplicaciones, y no todos son igualmente efectivos”, dijo el informe. “Pero la creciente participación de empresas, proveedores de tecnología, reguladores y gobiernos es un vector de progreso en el desarrollo de Blockchain que ayudará a aumentar la adopción de la tecnología”.