Este miércoles 26 de junio, Mike Mosier, ex jefe de desarrollo estratégico y táctico de la Red de Ejecución de Delitos Financieros de Estados Unidos (FinCEN), se incorporó a Chainalysis como asesor técnico principal. El mismo fue contratado con el propósito de colaborar en la lucha contra el lavado de dinero así como para ayudar a sus clientes de criptomoneda a cumplir con los nuevos y exigentes requisitos internacionales en el intercambio de datos.

Chainalysis es una compañía dedicada a las investigaciones y análisis de las redes basadas en la Blockchain, la cual trabaja con varias agencias de inteligencia, incluidos HSI, CIA, IRS y FBI, así como con contratistas de defensa.

Junto con los antiguos ejecutivos del Departamento del Tesoro y Refinitiv de los Estados Unidos, con sede en Washington, DC, en Chainalysis, Mosier será responsable de la prevención de delitos financieros, así como abordará todo lo relacionado a las soluciones legales y técnicas para la ‘Travel Rule’ que ahora impone la industria de criptografía por parte del Grupo de Acción Financiera (FATF, por sus siglas en inglés). Si desea leer más acerca de la nueva imposición, le invitamos a seguir el siguiente enlace.

Por su parte, Mosier posee una gran experiencia, ya que el mismo ha pasado cerca de una década en varios organismos reguladores financieros, entre ellos se desempeñó como Jefe de Avance Estratégico en FinCEN, antes de lo cual fue Director Asociado en OFAC, supervisando la Oficina de Política de Sanciones e Implementación y la Oficina de Cumplimiento. También fue Jefe Adjunto en la Sección de Lavado de Dinero y Recuperación de Activos del Departamento de Justicia, donde dirigió la Unidad de Inteligencia Financiera, y realizó una gira en el Consejo de Seguridad Nacional como Director de Crimen Organizado Transnacional.

“Estoy encantado de unirme al increíble equipo de Chainalysis como Asesor Técnico Principal”, señaló  Mosier. Asimismo añadió, “Después de haber trabajado en cuestiones de tecnología emergente, integridad financiera y privacidad de datos, la oportunidad de ofrecer soluciones técnico-legales al mercado para ayudar a avanzar en la misión de Chainalysis de generar confianza en las Blockchain así como ayudar a nuestros clientes a cumplir con sus obligaciones reglamentarias es la intersección perfecta en un seminal momento para todas esas áreas”.

También el CEO y cofundador de Chainalysis, Michael Gronager, indicó que “Cada uno de estos nombramientos brinda una gran cantidad de inteligencia financiera, experiencia en políticas globales y liderazgo a nuestro equipo que es fundamental para generar confianza entre los gobiernos, las empresas de criptomoneda y las instituciones financieras”,  añadiendo que “a medida que anticipamos los principales desarrollos regulatorios globales en los próximos meses, la solidez de nuestro equipo garantizará que todos nuestros clientes estén completamente equipados con la tecnología y la información que necesitan para cumplir con las regulaciones y combatir el lavado de dinero en las criptomonedas” apuntó Gronager.

Aprovechando la experiencia obtenida e igualmente supeditado a este estándar y finalizada la semana pasada, los países miembros de FATF anunciaron que requerirán que los proveedores de los exchanges criptográficos y billeteras, identifiquen al remitente y al destinatario de los fondos con el fin de pasar dicha información entre sí, junto con cada transferencia.

Es sabido que el mismo es un requisito de larga data para los mismos bancos cuando estos trasfieren dinero en nombre de los clientes, por lo que esto presenta un desafío bastante pesado para la industria de la criptografía y más conociendo la naturaleza seudónima de las direcciones de billetera.

Asimismo la empresa Chainalysis, había advertido durante el período de consulta pública que este requisito forzaría “inversiones onerosas y fricciones” a las empresas reguladas, lo que podría colocar a algunos al borde del cierre o conducir la actividad a la sombra.

Mosier insiste en la necesidad de equilibrar los beneficios y los riesgos del cifrado, por lo que expresó, “Hay un momento realmente importante: existe esta industria resistente a la censura e inclusiva financieramente que también estuvo involucrada en la Dark Web y la intervención electoral”.

Existe un reto a partir de ahora para encontrar soluciones técnicas a fin de implementar la regla de viaje. Hasta el momento no se ha acordado ninguna tecnología en particular, aseguró Mosier.

“Han habido algunas ideas, pero creo que es demasiado pronto para ver algo que funcione”, comentó, y agregó que el estudiar, cómo los bancos lidiaron para implementar la regla de viaje original y cómo resolvieron ese problema podría ser útil.

Igualmente al enfatizar que es “neutral respecto a la tecnología”, la guía del GAFI publicada el viernes brindó muchos ejemplos de las tecnologías existentes, en la que la industria podría considerar poder ayudar e identificar a los destinatarios de las transferencias de criptografía y transmitir estos datos.

De esta manera existen otros temas en la hoja de Mosier, entre ellas, la privacidad de los datos y el desarrollo del producto, indicó.

De igual forma se asegurará de que las soluciones de Chainalysis, que persiguen el monitoreo de transacciones de blockchain (su oferta homónima), sean compatibles con las regulaciones en jurisdicciones distintas de los Estados Unidos donde la compañía también tiene clientes que atender, explicó Mosier.

Mosier se unirá a Chainalysis en la oficina ‘Washington DC’, poco después de Jesse Spiro, quien recientemente estuvo en  Refinitiv, un proveedor de soluciones de gestión de riesgos financieros propiedad de Blackstone Group, igualmente Thomson Reuters, y Kristofer Doucette, vicepresidente de asuntos gubernamentales de Chainalysis, que trabajó 14 Años en el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

La compañía además está buscando ocupar un nuevo puesto de un ejecutivo de cuenta federal, que “se comprometerá con la defensa, inteligencia, aplicación de la ley y entidades estatales / locales” para ayudarles a investigar la actividad de criptomoneda ilícita, dice un reciente trabajo publicado por Chainalys.

Lograr que ex trabajadores gubernamentales con experiencia aborden este reto será especialmente útil, sobretodo cuando los reguladores prestan tanta atención al espacio criptográfico, explicó el gerente general y cofundador de Chainalysis, Michael Gronager, en el anuncio de la compañía.

Después de la decisión del GAFI, este es un nuevo capítulo para criptografía, la cual requerirá de un equilibrio entre la velocidad y la conveniencia de la tecnología por un lado y el cumplimiento de las regulaciones por el otro, lo que será bastante complejo, comentó Moiser, concluyendo:

No tiene que ser exactamente igual que con SWIFT o con la banca tradicional, pero no todo vale. Creo que hay un punto medio para eso”.