La atención medica siempre ha sido un caso de uso de primera línea para la tecnología Blockchain, es tan importante que muchos expertos dentro y fuera del mundo de las redes de cadenas de bloques, y por sobre todo en el país sudamericano de Brasil.

La misión crítica para las tecnologías emergentes, como la Blockchain, que cuentan con adopción rápida y generan grandes ganancias para tanto los desarrolladores como para los que la implementan ha convertido el sector en una carrera de armamento tecnológico pesado.

El uso de la innovación crece de manera dual, ya que los mercados en vía de desarrollo son típicamente los primeros en adoptar las tecnologías disruptivas que a menuda se consideran demasiado avanzadas para los sistemas de atención de salud del “primer mundo”.

Este espíritu demasiado progresivo o conservador se deriva de las aplicaciones médicas reales a la administración que está detrás del Servicio Nacional de Salud en el Reino Unido reestructurado en el año 2019, que finalmente hace que las máquinas de fax queden obsoletas.

Esta escasez de innovación ha llevado a economías en desarrollo como Brasil a convertirse en un hervidero para la innovación que trae consigo la tecnología Blockchain en el ecosistema de la salud.

Ahora parece que el único país de habla portuguesa en la región puede comenzar a liderar el camino con la implementación de una identidad descentralizada y registros de salud integrados para la población en general, hablamos de posiblemente de 300 millones de brasileños beneficiados con este plan tan maravilloso.

Casos de uso en el mundo de la salud brasileña:


Para comprender por qué la Blockchain y el mundo médico están tan interrelacionados, es bueno comenzar con un caso de uso sólido que surge de Metlife y su centro de innovación, Lumen Labs. La corporación valorada en mil millones de dólares, ha construido una Blockchain y un producto, llamado Vitana, para utilizarlo en su sistema de pagos  de seguros internacional.

La aplicación insignia de Vitana busca una solución a la diabetes gestacional. Permite que las madres embarazadas descarguen una aplicación con un back-block de Blockchain donde se guardan sus registros y si a la madre se le diagnostica diabetes gestacional, se registra en la Blockchain y luego se ejecuta un Smart Contract con el pago realizado sin siquiera la necesidad de un Reclamo o prueba de enfermedad, que normalmente es costosa, con la necesidad de mucho papeleo y puede pasar un tiempo antes de ser aprobado, tiempo que la madre y el infante no tienen en tan critica situación.

Vitana es un excelente ejemplo de cómo puede haber una interconexión y cooperación entre diferentes actores en el campo médico a través de las nuevas tecnología disruptivas.

La Blockchain permite a las aseguradoras, a los especialistas en diagnóstico y al paciente interactuar con una facilidad total, y en esto radica el grandioso potencial de esta tecnología en ecosistema de la salud.

Con una multitud de jugadores involucrados en una situación médica; desde el paciente hasta el médico, la clínica, el hospital, el dispensario farmacéutico e incluso los aseguradores, existe una necesidad de cooperación, intercambio de datos y, por supuesto, un sistema eficiente de registro que puede atravesar todas estas diferentes partes sin mucha fricción y casi al instante.

Esto ha llevado a muchos a creer que una identidad plasmada en una Blockchain es la respuesta, pero no es tan simple como parece ser, pues como hemos comentado en nuestro portal en infinitas ocasiones la falta de estandarización en la tecnología hace estas tareas casi imposibles en el corto plazo.

Aunque Bitcoin comenzó como el buque insignia, todavía es técnicamente solo un subproducto de la tecnología Blockchain; simplemente un token que sirve como un posible caso de uso.

Lo que a veces se pasa por alto es que la utilidad de las redes de cadenas de bloques a menudo no depende de un token o una criptomoneda para permitir su propia versatilidad. La primera ola de proyectos basados en la Blockchain se generó en el año 2017, y esta se vio limitada por el hecho de que estaban vinculando los datos personales de los usuarios con un token que es de naturaleza especulativa.

Uno de esos casos es Civic, que prometió crear una identidad global descentralizada en línea. Surgió el problema inmediato de que para acceder a esta identidad descentralizada, el individuo tenía que comprar el token CIVIC, que era inherentemente un activo volátil.

Por lo tanto, acceder a la identidad de uno y hacer actualizaciones puede costar unos pocos centavos hoy, pero si algunos tweets influyentes sobre el proyecto, entonces el costo podría duplicarse de la noche a la mañana a medida que el precio del token aumenta, como hemos visto ocurrir un sinfín de veces con los tokens en el cripto mundo, caso contrario si llega a valer cero, entonces ¿tu identidad no valdría nada?, son situaciones que hay que tener siempre presente.

Imagínese, por ejemplo, si el precio que paga por un producto en Amazon está vinculado al precio de las acciones diarias de la compañía o las últimas noticias sobre la vida personal de Jeff Bezos, CEO de Amazon.

Si Jeff Bezos se divorcia, el precio de las acciones de Amazon bajará un cinco por ciento y ese producto ahora es un cinco por ciento menos costoso. Lo contrario es que si hay un excelente informe trimestral de ganancias y suben las acciones de Amazon, entonces de repente ese bien costará un 10 por ciento más hasta que el mercado se asiente.

Este fue el enorme muro que no se logró superar con la primera ola de las aplicaciones basadas en la Blockchain que sin duda hicieron que muchas personas se hicieran adineradas a través del “ICO Boom” pero que produjeron poco en términos de valor práctico y más del 90 % de estos cripto proyectos hoy en día ni existen.

Soberanía digital:


A medida que la industria madura, los objetivos para lo que es útil se hacen evidentes, y uno de los usos más populares es este concepto de identidad descentralizada (DID).

El concepto detrás de DID es que cada individuo, cada entidad, puede reclamar un rincón inmutable del mundo descentralizado como su identidad única. Esta identidad, en última instancia, siempre les pertenecerá a pesar de cualquier cambio en el gobierno, el sitio web o incluso la Blockchain misma.

Tener una base de DID es algo que puede llegar a ser crítico para el sector de los registros médicos, ya que permite identificar a los usuarios más allá de cualquier limitación de tiempo y tecnología, y esta es precisamente la base que podría revolucionar la atención médica en Brasil.

Brasil está dispuesto a tomar la batuta:


El posible vínculo entre un DID y un registro médico tiene mucho sentido para los profesionales de la salud con una visión del futuro inminente, y es por eso que el Dr. Miguel A. Netto, CEO del Instituto Latino Americano de Gestión de Saúde (INLAGS) hizo un movimiento que migró dos millones de registros de atención médica del paciente a una Blockchain con la ayuda de la empresa basada en la tecnología de redes de cadena de bloques, Unification para proporcionar la implementación de la identidad descentralizada a través de una innovación diferente llamada ‘WRKChains’.

WRKChains puede ser útil en este caso, ya que permite un ecosistema entre las partes involucradas en el sistema de salud brasileño donde, a pesar de realizar transacciones en múltiples plataformas, el paciente tiene el control final sobre sus propios datos.

Los INLAGS buscan construir la infraestructura de una manera verdaderamente descentralizada. En lugar de decir que WRKChain pertenece a INLAGS, lo han configurado como un consorcio donde varios hospitales y asociaciones de atención médica pueden unirse y hospedar su propio nodo: validar la red y ser un participante igualitario. Esto significa que una por una, cada entidad entra en el consorcio con la misma participación y propiedad.

El fundador de esta idea revolucionaria en el continente americano Neyma Jahan afirma:

“Ahora hay numerosos actores en el sistema de salud, usted tiene un paciente, y eso es un individuo, luego tiene médicos, clínicas, hospitales, centros de cirugía y compañías de seguros, luego las compañías farmacéuticas y cada uno de ellos tiene su propio EHR (Sistema electrónico de registros de salud). Lo que termina sucediendo es que todos tienen su propia versión de lo que está sucediendo con este paciente dentro de su base de datos.

La información se pierde, a veces no se comparte, en el mejor de los casos, conduce a ineficiencias o doble facturación, en el peor de los casos puede llevar a emergencias de salud críticas o fatales debido a un flujo de información imperfecto. Por eso necesitamos de la tecnología Blockchain.

La forma en que creemos que esto podría funcionar es a través de WRKChains, que son híbridos sema privados / públicos de una red de cadenas de bloques, donde a cada paciente se le asigna un DiD”.

El WRKChain no es el EHR, sino que el EHR utiliza una API para interactuar con el WRKChain. El paciente recibe una aplicación móvil que lleva a una nueva clínica y presiona un botón. Al instante, la clínica no solo tiene acceso a todo el historial del paciente en múltiples entidades, sino que también puede agregar al registro continuo de ese paciente.

El resultado es una fuente de datos unificada controlada en última instancia por el paciente a la que puede dar acceso y / o revocar del proveedor de su elección. El resultado es la propiedad soberana de sus datos médicos para el acceso individual y no filtrado a datos críticos para salvar vidas de cada actor en la nube médica. Esto llevará las cosas a otro nivel, por decir lo menos.

La gestión de la atención médica, la seguridad del paciente, el valor de la atención, la confidencialidad de la información médica; su iniciativa innovadora será un paso importante hacia la sostenibilidad de los sistemas de gestión de la salud en todo Brasil y América Latina, que es el principal objetivo de INLAGS”. agrega el Dr. Netto

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.