La empresa vinícola española Bodegas Riojanas se unió al ecosistema de la plataforma de comercio electrónico TATTOO Wine, la cual incluye tecnología blockchain, para verificar el origen y la autenticidad de los vinos. Así lo divulgaron medios locales el pasado 11 de julio.

De la mano de Bodegas Riojanas, su ahora socio en España, la compañía Blockchain Wine lanzó el pasado jueves en Madrid la plataforma blockchain TATTOO Wine, la cual ha sido desarrollada con Ernst & Young y está basada en su solución insignia para clientes empresariales: OpsChain.

De esa forma, Bodegas Riojanas podrá incrementar su presencia a escala mundial, específicamente hacia el mercado asiático, puesto que TATTOO Wine tiene “un enfoque en los mercados de China, Japón, Corea del Sur, Tailandia y Singapur, donde el consumo de vinos europeos se está expandiendo”.

Presentación de TATTOO Wine en España. Fuente de la imagen: https://www.foodretail.es/.

Según lo comunicado por algunos medios, el presidente de Bodegas Riojanas, Santiago Frías, señaló que a través de TATTOO Wine “se podrá ver hasta cuántas horas lleva la botella en el restaurante. Y, lo más importante, unir la tradición de los vinos con la novedad en los procesos”. Frías agregó que la compañía cree en que la innovación y la tradición pueden ir de la mano:

“Para nosotros la innovación no está reñida con el respeto a la tradición. Creemos que ser una bodega clásica no implica hacer un vino antiguo y por ello, a lo largo de nuestra historia, hemos ido adaptándonos continuamente a la evolución de los métodos de elaboración e incorporando las tecnologías de vinificación más avanzadas en cada momento. Por ello estamos orgullosos de seguir en el camino de la innovación con un proyecto como Tattoo Wine, que revolucionará los métodos de comercialización tradicionales del vino”. Santiago Frías, presidente de Bodegas Riojanas.

Según Santiago Frías, presidente de Bodegas Riojanas, para la compañía “la innovación no está reñida con el respeto a la tradición” por lo que se han mostrado abiertos a implementar nuevas tecnologías en sus procesos, como el caso de la plataforma TATTOO Wine. Imagen de “Thanks. All my pics are free” en Pixabay.

Tim Tse, presidente de Blockchain Wine Pte Ltd y Roosevelt China Investments Corporation, también compartió algunas declaraciones al respecto de la plataforma blockchain TATTOO Wine:

“Aplicamos la última tecnología de blockchain a la industria vinícola. El nombre de nuestra plataforma ‘TATTOO Wine’ lo dice todo: Trazabilidad, Autenticidad, Transparencia, Comercio, Origen, Opinión. Gracias a ella tanto los amantes del vino como las empresas que se ocupan de él pueden comprar con total confianza, además de facilitar la accesibilidad a más opciones y mejores precios”. Tim Tse, presidente de Blockchain Wine Pte Ltd y Roosevelt China Investments Corporation.

Según fuentes, la comercialización de TATTOO Wine comenzará en septiembre en el mercado asiático, luego de recibir financiamiento de alrededor de 2 mil millones de dólares de parte de inversionistas como FedEx y SAP, con el objetivo de “promover el consumo en el mercado asiático y crear una cultura del vino a través de la eficiencia, transparencia y colaboración con una de las cartas de vino más amplia del mundo”, señaló Tim Tse.

¿Qué es TATTOO Wine?


TATTOO Wine fue presentada a finales del mes de mayo por Ernst & Young (EY) como una plataforma de comercio eléctronico que incluye la tecnología blockchain para ayudar a los consumidores de Asia y del mundo entero a determinar la calidad, el origen y la autenticidad de vinos importados, tanto nuevos como vintage.

TATTOO Wine está basada en la solución OpsChain para clientes empresariales de Ernst & Young. Imagen: EY en Twitter.

En ese comunicado de prensa, la firma de auditoría aseguró que la plataforma TATTOO Wine es “la primera plataforma de e-commerce en el mundo habilitada por blockchain, y combina trazabilidad, e-commerce y tokenización”.
Los participantes de la plataforma TATTOO Wine podrán rastrear los lotes de vino para su monitoreo, verificación de autenticidad y manejo de vino mediante un código QR. Cada botella de vino tendrá grabado un código QR que será único. os participantes podrán acceder a la información de cada botella al escanear el código QR con un dispositivo móvil inteligente.

Creada a partir de la solución OpsChain de Ernst & Young (EY), TATTOO Wine le brindará a sus participantes la opción de utilizar tokens digitales y contratos inteligentes en sus procesos.

Específicamente, la plataforma trabajará con tokens estándar ERC-721, los cuales son tokens no fungibles, que les permitirá a distribuidores y consumidores ordenar y rastrear envíos de vinos en tiempo real, aseguró la firma de auditoría. De esta forma, los participantes de la cadena de suministro de vinos importados podrán verificar su origen y calidad, además de comprar vinos con tokens.

La plataforma TATTOO Wine abarcará a más de 5.000 etiquetas de vino, provenientes de diferentes lugares del mundo; entre ellos: vinos de Francia, Italia, España, Australia, Nueva Zelanda, África del Sur, América del Sur y Estados Unidos (California).

Según Ernst & Young, con TATTOO Wine, participantes de la cadena de suministro, incluyendo a consumidores, podrán verificar el origen y la calidad de los vinos. Imagen de Johannes Plenio en Pixabay.

Cabe destacar que una de las mayores bodegas de vino de Asia, The House of Roosevelt, apoyará a la plataforma TATTOO Wine. Según el comunicado de prensa, esta bodega utilizará la solución blockchain para “vender vinos directamente de viñedos a hoteles, restaurantes, cafés (B2B) y clientes (B2C), y facilitar las ventas de vino de cliente a cliente (C2C) con fines de recogida de vino de grado-inversión, utilizando contratos inteligentes para aumentar la eficiencia y la rentabilidad”.

De forma similar a la plataforma TATTOO Wine, un grupo de seis estudiantes del máster de administración de empresas de la Cámara de Comercio de Sevilla están desarrollando una blockchain para rastrear la cadena de suministro del vino. Dicha blockchain lleva por nombre Chain4track (o C4T) y su objetivo es darle seguimiento a la la cadena de suministro del vino: “Vamos a contar la vida del vino desde que se coge la uva hasta que llega a la mesa a través de un código QR”, señaló la ingeniera Natalia Martín, integrante del equipo.

Imagen destacada por gusaap/ pixabay.com