Bakkt pretende hacer que el comercio de Bitcoin sea seguro para Wall Street a pesar de no haber logrado todavía colocarlas en su bolsa de futuros según lo planeado. Ahora, eso no ha impedido que la compañía desarrolle sus proyectos.

De esta manera con una nueva adquisición la empresa de comercio de criptomonedas pretende confirmar que está acelerando sus planes para revolucionar la forma en que la gente paga por todo, desde el café hasta los automóviles.

El lunes, el CEO Kelly Loeffler de Bakkt apoyada por el propietario de la Bolsa de Nueva York, comunicó la puesta en marcha de la adquisición de unos activos pertenecientes de Rosenthal Collins Group, un comerciante de comisiones de futuros de un siglo de antigüedad.

“Me complace compartir que hemos llegado a un acuerdo para adquirir ciertos activos de Rosenthal Collins Group (RCG), un comerciante independiente de la comisión de futuros con casi 100 años de ganar la confianza de los clientes”, dijo la CEO Kelly Loeffler

Como FCM, Rosenthal Collins se especializa en la administración de cuentas de productos básicos para inversores e instituciones al mover dinero, manejar garantías y dirigir operaciones a través de cámaras de compensación propiedad del banco con un riesgo mínimo de incumplimiento, es decir su negocio de corretaje a la firma británica Marex Spectron.

En diciembre, se notificó que la franquicia de cuentas de consumo de RCG se vendería a uno de los capitalistas más grandes de la industria, Marex. La directora ejecutiva de Bakkt, Kelly Loeffler, le dice a Fortune en su primera entrevista que indaga el nuevo acuerdo, cuyo precio no se reveló, señalo lo siguiente: “Por lo general, cuando las empresas se combinan, hay sistemas superpuestos, por lo que vimos la oportunidad de comprar una parte de las operaciones administrativas, incluyendo los servicios de cumplimiento y tesorería, y la gestión de riesgos, así como la incorporación de miembros del equipo de RCG”. Bakkt esencialmente está comprando parte de la oficina administrativa de Rosenthal.

Rosenthal se especializó en lo que era tradicionalmente el aspecto institucional. Loeffler resalta que Bakkt usará esa experiencia en un área completamente nueva para proteger su visión en función de agilizar los pagos entre clientes y comerciantes.

En la víspera de Año Nuevo, el propietario de la Bolsa de Nueva York, ICE Bakkt, anunció que había recaudado $ 182.5 millones de 12 socios e inversionistas que “creen en el futuro de los activos digitales”. En ese momento, sin embargo, esto no fue suficiente para estimular una recuperación para los mercados criptográficos maltratados que terminaron el año en un 80% más bajo de lo que lo iniciaron.

Cabe señalar que el lanzamiento continúa diciendo que Bakkt no se queda quieto mientras espera la aprobación de CTFC para el lanzamiento tan esperado de sus productos criptográficos. Sin embargo, el cierre del gobierno de los Estados Unidos está obstaculizando el proceso.

Las ambiciones de Bakkt son más grandes que nunca, dice Loeffler. La puesta en marcha ya se está globalizando y ha comenzado a tener encuentros con reguladores fuera de los Estados Unidos.

“Bakkt está siendo diseñado como un negocio global”, dice Loeffler. Bakkt representa la mayor de las apuestas hasta la fecha por parte de un capitalista financiero importante, para llevar adelante las monedas criptográficas tanto a Wall Street como a las masas de consumidores.

“La mayoría de la gente se concentra estrechamente en el precio de Bitcoin, pero la tecnología de la Blockchain y las criptomonedas sigue avanzando”, dice ella. Bitcoin ciertamente necesita un impulso; Bakkt muy bien podría ayudar a proporcionarlo.

Claramente diversos usuarios y expertos en el cripto ecosistema están emocionados por los servicios ofrecidos por Bakkt, ya que esta podría ser la rampa necesaria para la adopción masiva de los cripto activos y la tecnología de la cadena de bloques.