Aunque las criptomonedas siguen cayendo aun hay maneras de usarlas

0

Diez años después de la publicación del White Paper de Bitcoin, o en pocas palabras su acta de nacimiento, las criptomonedas y su tecnología subyacente, las cadenas de bloques han visto descripciones variadas desde ese momento en octubre de 2008, desde “tecnologías disruptivas”, “Innovadoras”, hasta “juegos de azar” y “monedas de criminales”.

La primera criptomoneda pasó de una aceptación cero, hasta su máximo histórico de unos 20.000 $, en la fiebre del oro de las cripto divisas en diciembre del 2017, y actualmente se ubica en unos 5.400 $ aproximadamente. Durante este periodo, cientos, sino miles, de criptomonedas explotaron y murieron, creando riquezas, pero también muchas perdidas.

Bitcoin aun domina con creces, como la principal criptomoneda de todas, sin embargo, todavía no ha logrado en convertirse en la corriente principal de pensamiento, al menos cuando hablamos de dinero. La moneda fue declarada ilegal en varios países, por ejemplo la India y China, mientras que la volatilidad en los precios también juega un papel importante en la prevención y el enfriamiento de la adopción masiva.

Además de todo esto, los organismos gubernamentales que quedaron atrás están comenzado a ponerse al día, respecto a las regulaciones estrictas que se le pueden colocar al BTC, y demás criptomonedas. Ahora hay impuestos para las criptomonedas, que en algunos casos causaron más pérdidas para sus propietarios que lo que tenían, el ejemplo más claro de esto es el impuesto que está cobrando la cripto Exchange Coinbase, a un joven estudiante universitario de los Estados Unidos, quien le debe al estado federal más de 400.000 $ en impuestos sobre la renta.

A pesar de todos los fracasos, usos indebidos, caídas de precio y represión por parte de algunos gobiernos, las criptomonedas aún tienen un valor real en el mundo financiero actual. Si bien Bitcoin aún no es una moneda para uso diario, la capitalización de mercado de ahora unos 96 mil millones de $, debido a la actual caída, ha demostrado que Bitcoin tiene otro propósito muy útil: la inversión. Y hay dos formas inteligentes que los inversores pueden utilizar para hacer el mejor uso de su inversión, sin tocar su cantidad de criptos activos.

Derivados criptográficos: 


Invertir en criptomonedas, sin dudas es muy arriesgado para los inversores comunes, Según la Autoridad de conducta financiera del Reino Unido.

“Una criptomoneda es una moneda virtual que no es emitida o respaldada por un banco central o gobierno. Han experimentado una volatilidad significativa en los precios en el último año, lo que, en combinación con el apalancamiento, lo pone en riesgo de sufrir pérdidas significativas y potencialmente perder más de lo que ha invertido”.

Para protegerse contra el riesgo, los inversores tradicionalmente han recurrido a los derivados. Varios nombres importantes, entre ellos Cboe Global Markets, TrueEx y Goldman Sachs, han anunciado sus intenciones de ofrecer derivados en base a las criptomonedas, una vez que las regulaciones en los Estados Unidos, y otras partes del mundo sean establecidas favorablemente.

El comercio de derivados abre  a BTC, a un mundo y a un grupo mucho mayor de inversores y comerciantes, que se han mostrado reacios a comprar Bitcoin en los numerosos Exchanges criptográficas privadas que hay en todo el planeta.

Esto significa que pueden invertir en BTC sin abrir carteras de Bitcoin, entender las transacciones dentro de la Blockchain o preocuparse por términos tales como minería, tarifas y seguridad de las claves privadas.

Además, mientras que Bitcoin, y otras criptomonedas también,  han sido declaradas ilegales en varios países, el comercio de derivados de Bitcoin es completamente legítimo, ya que nadie posee la moneda digital en realidad. Los derivados permiten a los inversionistas especular sobre el precio de Bitcoin sin temer la reacción legal.

Finalmente, los derivados de criptomonedas brindan estabilidad a los mercados que desean usar Bitcoin, por ejemplo, para pagos y no necesariamente para especulación. En general, los derivados hacen que Bitcoin y la inversión en criptos en general, sean más utilizables, sin mencionar que el hecho de ver a grandes nombres como los mencionados anteriormente, unirse al tren de las criptomoneda han ayudado a generar confianza en la moneda digital, que antes era simplemente inimaginable.

Prestamos criptográficos: 


Mientras que los bancos están empezando a participar en las criptomonedas, todavía hay un largo camino por recorrer. Según Antoni Trenchev, cofundador de Nexo.

“Los bancos, si no son hostiles en el tema de la criptografía, al menos son curiosos respecto a los beneficios de las criptomonedas.

Desde el principio, Bitcoin se ha asociado con la Web oscura y todo tipo de actividades dudosas. Pero hoy en día estas transacciones ilícitas son un porcentaje único del volumen total de transacciones. La moneda número uno para criminales y lavadores de dinero aún es el USD y nadie querría eliminar las monedas fiduciarias por ello.

KYC y AML para criptografía son más difíciles y costosos para los bancos, por lo que muchas de las instituciones bancarias simplemente lo evitan”.

Las palabras de Antoni simplemente explican por qué los bancos tradicionalmente se han mostrado reacios a aceptar la criptografía como garantía. Esto ha obligado a los propietarios de criptografías a vender sus criptomonedas por orden antes de poder usarlas en cualquier actividad relacionada con el banco. Pero muchos de los que creen que el precio de sus inversiones subirán, lo que se le conoce mejor dentro del ecosistema como Hodlr, se muestran reacios a hacerlo. Aquí es donde entran los proyectos de los prestamos de criptografía.

Al aceptar criptografía como garantía, estos proyectos permiten a las personas aferrarse a sus fichas mientras pueden hacer uso de su cripto riqueza. Según Trenchev:

“Hemos hecho que las personas tomen préstamos para todo tipo de propósitos, desde comprar un automóvil e ir de vacaciones a comprar una casa nueva, que son eventos muy importantes en la vida de las personas, estas mismas personas fueron rechazadas por los bancos tradicionales, negados a poder comprar sus bienes, por no poseer un historial crediticio”.

Nexo, que cuenta con el respaldo del fundador de TechCrunch, Michael Arrington, ha introducido varias iniciativas en los últimos meses y recientemente se convirtió en el primer proyecto en aceptar el XRP como garantía. La compañía, que funciona como un puente entre el mundo criptográfico y el mundo financiero, también ha ofrecido la única protección en el mercado para los reacondicionadores garantizando una conversión de 1 a 1 para cualquier inversor registrado en su plataforma.

Recientemente, Nexo se clasificó como la moneda con el mayor retorno de la inversión desde octubre. Es poco probable que esta sea el fin de estos proyectos de préstamo en criptografías.

Pero queda por verse si el aumento constante vuelve al cripto ecosistema, lo que ayudaría a impulsar estos proyectos. Por ahora, muestra que mientras que las criptomonedas se han desplomado, todavía hay grandes oportunidades cuando se trata de invertir en criptomonedas, y principalmente en Bitcoin.