Las criptomonedas se siguen abriendo su paso en el mundo gracias a sus propias características y sus propios logros. Pero no es el caso de la famosa y criticada criptomoneda venezolana creada por el mismo estado, El Petro, la cual ha contado únicamente con el apoyo de la dictadura venezolana para obligar su adopción masiva.

Petro es la primera criptomoneda respaldada por un estado nacional en el mundo, y su objetivo principal es salvar al país económicamente agobiado de su crisis cada vez más profunda. O al menos eso es lo que ha expresado el estado venezolano.

La última tasa de inflación del país en 2018 fue de 130.000 % y se estima que cerrará 2019 con un aterrador 10.000.000 %.

Maduro anuncia nuevo salario mínimo y tipo de cambio vinculado a petro

Y ahora el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró recientemente que la criptomoneda respaldada por las cuantiosas reservas petroleras, oro y los diamantes, o al menos eso es lo que se ha expresado, tiene 27.000 empresas afiliadas que aceptan la cripto del estado venezolana. Pero, en las declaraciones de Nicolás Maduro, esto significa que el impulso del gobierno para su adopción está funcionando perfectamente.

Hablando durante un programa en televisión nacional, Nicolás Maduro reveló que:

“Espero que el número de locales que acepten Petros se duplique en los próximos meses”.

Podemos entonces suponer que las presiones por parte de la dictadura venezolana, para el uso de su peculiar stablecoin, aumentarán considerablemente si se quiere llegar a la meta propuesta por Maduro.

Para entrar en contexto, a principios de este año, se legalizó la compra y venta de automóviles e inmuebles utilizando la criptomoneda respaldada por los grandes recursos naturales del subsuelo venezolano.

En Venezuela se podrán comprar casas y propiedades con Petro

Sin embargo, vale la pena destacar que el mes pasado un venezolano, todavía anónimo, afirmó que había hecho transacciones en 93 locales alrededor del país en ruina gracias a su nueva cripto wallet que cuenta con su propia tarjeta de débito llamada PetroPago.

Para que todos nuestros lectores tengan una idea, hay varios problemas con estas afirmaciones de Nicolás Maduro y con el Petro en sí. El primero, y quizás más fundamental, problema es la confianza hacia la mencionada cripto, la cual ha sido actualizada en múltiples ocasiones, además del autoritarismo que ha demostrado el gobierno en los últimos años, además de sus políticas económicas que han hundido al país en la peor crisis de su historia moderna.

Venezuela: El Petro será utilizado como medio de pago para realizar trámites legales

Se dijo que la criptografía venezolana estaría en Blockchain Ethereum, pero hubo muchas alteraciones a eso, así como una acusación de que Petro plagió la documentación de DASH.

El segundo es el hecho de la inviabilidad del respaldo del Petro, principalmente en petróleo, pues económicamente el oro negro bajo tierra tienen un valor de 0. Por ende el respaldo del Petro es totalmente nulo.

Además, se le ha obligado a los jubilados y pensionados de Venezuela recibirán un bono de Navidad en forma de… sí, adivinaron, en Petros.

¡Venezuela utilizará el Petro para financiar la construcción de casas!

“El Petro será un instrumento para la estabilidad económica e independencia financiera de Venezuela, junto con una visión ambiciosa y global para la creación de un sistema financiero internacional más libre, más equilibrado y más justo” se expresa en el supuesto White Paper.

Sin embargo, el Petro es visto, tanto dentro como fuera del país, por parte del cripto ecosistema como un mero medio para sortear las sanciones impuestas por Estados Unidos y recibir financiamiento internacional.

Las problemáticas del país sudamericano cada vez son mayores, y las criptomonedas libres han sido un realmente salvavidas.

Venezuela y Rusia se proponen usar el Petro en su comercio internacional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.